Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookSalud mental para victimas de desastres - Manual para trabajadores (OPS; 1999; 90 paginas) [EN]
View the documentPrefacio
View the documentObjetivos
View the documentIntroducción
open this folder and view contentsCapítulo 1. Resumen histórico y papel de la salud mental
close this folderCapítulo 2. Contenido básico de salud mental
View the documentReacciones ante factores estresantes/estrés
View the documentEnfrentamiento y adaptación
View the documentPérdida y duelo
View the documentSistemas de apoyo social
View the documentRespuesta ante la crisis y resolución de la misma
View the documentSistema biopsicosociocultural
open this folder and view contentsCapítulo 3. Etapas del desarrollo de la conducta del damnificado
open this folder and view contentsCapítulo 4. Programas de intervención para damnificados
open this folder and view contentsCapítulo 5. Poblaciones con necesidades especiales
View the documentSalud mental para víctimas de desastres
 

Sistemas de apoyo social

Red social/sistema de apoyo

El grupo de individuos que ejercen influencia mutua en sus propias vidas para satisfacer necesidades humanas específicas. Para el individuo, la red social a menudo es fuente de respeto, aprobación y definición de sí mismo. Los vínculos en una red de apoyo social dependen del tipo y calidad de la comunicación entre sus miembros.

Recursos emocionales

Las capacidades para resolver el estrés que origina un problema, basadas en la experiencia para solucionar problemas. Los recursos emocionales le permiten a una persona soportar las presiones del estrés, angustia y sentimientos depresivos, además de tener confianza en sí mismo para fijar metas y emprender acciones eficaces. Cuando estos recursos no bastan para soportar la tensión, el individuo puede sucumbir al estrés y manifestar conductas no adaptativas.

Recursos sociales

Son la suma de las relaciones de un individuo, que forma una red de vínculos sociales con individuos y grupos para definir y obtener apoyo emocional.

Los recursos sociales y emocionales de los damnificados guardan relación con sus experiencias anteriores con respecto al estrés y las crisis, la pérdida y luto, así como la resolución de crisis y adaptación. La red de apoyo emocional y social de una persona influye de manera considerable en el resultado de pasar por la experiencia de un desastre. Por tal razón, los consejeros en desastres deben ser muy conscientes de los tipos de recursos sociales y emocionales de que disponen los damnificados. Este conocimiento le permite al trabajador de socorro ayudar a vincular al damnificado con esta matriz social, y aumentar la capacidad de éste para resolver el estrés causado por el desastre.

Los grupos sociales tradicionales, estables y estructurados tienden a promover vínculos estrechos y, por ende, protegen a sus miembros contra las consecuencias patológicas en la etapa posterior a la crisis. Sin embargo, esta infraestructura puede alterarse o desaparecer en un desastre grave. Los profesionales que prestan atención a las víctimas deben estar al tanto de la existencia y uso de los sistemas que proporcionan apoyo social y emocional a los damnificados.

Algunos estudios han revelado que el damnificado logra resolver la crisis muchas veces en relación directa con el uso de los sistemas de apoyo. Inmediatamente después de una calamidad, las personas que dependen principalmente de sus vínculos con familiares y amigos cercanos, y menos de los vecinos y las organizaciones formales o benéficas, suelen resolver eficazmente el estrés que produjo la catástrofe. Incluso años después, los vínculos de estos damnificados con su sistema de apoyo social son más íntimos que antes de la catástrofe.

Al enfrentar un evento estresante, el individuo por lo general apela primero a su reserva de mecanismos emocionales internos, a fin de resolver el problema que tiene ante sí. Cuando estos mecanismos fracasan, el individuo suele recurrir al apoyo de su red social. Esta estrategia de resolución de problemas, que se basa primero en los recursos personales y después en los sociales, es el modelo generalizado de conducta que emplea casi toda la gente.

Sin embargo, quienes están abrumados por el estrés grave, a menudo tenderán a depender primero de los recursos sociales. Si éstos fracasan, emplearán sus propios recursos emocionales, limitados por las circunstancias, o sea, se retraen, expresan su impotencia y se aíslan.

Es evidente que la calidad de la red social de una persona y el contexto sociocultural en que actúa son factores determinantes primordiales de la conducta de resolución de crisis. La red social puede ser una fuerza importante en la conservación de ciertas formas de conducta o en la determinación del grado y dirección de los cambios. Sean cuales fueren los cambios, dicha red de relaciones en el entorno del desastre puede apoyarlos o no y facilitar o no los esfuerzos de adaptación, según los valores sociales y culturales aplicables a la situación.

En periodos de estrés, los individuos pueden emplear sistemas de apoyo formales e informales como ayuda para enfrentar sus problemas. La afiliación de grupo como forma de desarrollar la red de apoyo social de la persona, es necesaria cuando ésta se ve desplazada o reinstalada, así como en caso de quedar completamente aislada. Esta red proporciona a la persona información, asesoramiento, protección y refuerzo de la individualidad y valía personal.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish