Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookSalud mental para victimas de desastres - Manual para trabajadores (OPS; 1999; 90 paginas) [EN]
View the documentPrefacio
View the documentObjetivos
View the documentIntroducción
open this folder and view contentsCapítulo 1. Resumen histórico y papel de la salud mental
open this folder and view contentsCapítulo 2. Contenido básico de salud mental
open this folder and view contentsCapítulo 3. Etapas del desarrollo de la conducta del damnificado
close this folderCapítulo 4. Programas de intervención para damnificados
View the documentEstablecimiento de un programa de intervención para damnificados
View the documentConsulta y educación
View the documentIntervención y orientación en crisis para damnificados
open this folder and view contentsCapítulo 5. Poblaciones con necesidades especiales
View the documentSalud mental para víctimas de desastres
 

Establecimiento de un programa de intervención para damnificados

La planificación de servicios de salud mental en el ambiente que priva después de un desastre requiere conocimientos, paciencia y sobre todo flexibilidad. Los consejeros de salud mental se encontrarán con situaciones únicas en su profesión. Además, tendrán que colaborar con las redes y autoridades ya establecidas en la zona.

Atañe a los administradores la responsabilidad de prestar un servicio de salud mental dentro de la trama de organismos gubernamentales, comunitarios y voluntarios que ayuden a los damnificados a resolver los problemas posteriores al desastre. Los administradores se encargan también de proveer métodos de recopilación de información, canales de comunicación y un sistema para establecer la responsabilidad de los consejeros.

Prestar atención a los damnificados exige claridad al organizar la ayuda, repartir el trabajo y delegar autoridad. Durante la fase de ejecución de un programa de servicios de salud mental para víctimas de desastres, surgen cuestiones que hay que planear como: financiamiento del proyecto; selección, orientación y capacitación del personal; y confección de las estructuras administrativas y de flujo de información. El planificador de los servicios de salud o el director del proyecto, con la ayuda de un grupo de trabajo, se encarga de cada una de estas cuestiones conforme progresa el proyecto. Hay que asignar límites y responsabilidades precisos a los trabajadores de socorro, o sea, lo que harán ellos mismos y los servicios para los que es necesario remitir a otros organismos.

Los programas pueden ser descentralizados o centralizados. Los primeros suelen tener centros ubicados en los vecindarios afectados. Se asigna la responsabilidad de la atención en esa zona a un equipo, de cuyos miembros uno funciona como administrador y supervisor de las actividades del equipo y además informa al director del proyecto. Los proyectos con una estructura más centralizada pueden contar con un solo establecimiento, pero puede encomendarse la responsabilidad de la búsqueda y asistencia inmediata y la orientación en crisis a los equipos que estén dentro de una zona geográfica particular.

Cada tipo de programa requiere un sistema para llevar los registros y recopilar información. El programa debe tener procedimientos para llevar registros exactos de los fondos asignados para el local, equipo, materiales, suministros y remuneración del personal. También se precisan registros confidenciales para anotar las observaciones de los consejeros, las medidas adoptadas y el progreso logrado en la ayuda a los individuos y las familias.

Al avanzar el proyecto, surge la necesidad de evaluar el desempeño individual y colectivo e informar a las autoridades acerca de las actividades del programa. Mediante el examen de los formularios con las estadísticas, las autoridades se enterarán de las actividades de cada consejero y adquirirán una perspectiva de los damnificados y sus problemas. Los datos pueden utilizarse para hacer nuevas asignaciones o para modificar las estrategias programáticas. Además, esta información puede compilarse en forma sistemática para proporcionar informes provisionales al grupo de trabajo, los líderes de la comunidad y el organismo de financiamiento.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish