Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookSalud mental para victimas de desastres - Manual para trabajadores (OPS; 1999; 90 paginas) [EN]
View the documentPrefacio
View the documentObjetivos
View the documentIntroducción
open this folder and view contentsCapítulo 1. Resumen histórico y papel de la salud mental
open this folder and view contentsCapítulo 2. Contenido básico de salud mental
open this folder and view contentsCapítulo 3. Etapas del desarrollo de la conducta del damnificado
open this folder and view contentsCapítulo 4. Programas de intervención para damnificados
close this folderCapítulo 5. Poblaciones con necesidades especiales
View the documentNiños
View the documentAncianos
View the documentPersonas con enfermedades mentales
View the documentPersonas con infección por VIH/SIDA
View the documentIndividuos con problemas de abuso de sustancias
View the documentTrabajadores de socorro
View the documentSalud mental para víctimas de desastres
 

Niños

Un desastre produce diversas reacciones en los niños, diferentes en cada uno según un grupo de variables. El tipo, grado y proximidad del impacto del desastre en un niño de una familia que vive en una zona geográfica determinada, tienen que comprenderse desde el punto de vista de la psicología infantil y la perspectiva de respuesta ante el desastre.

Los siguientes conceptos son útiles para comprender las reacciones de un niño frente a un desastre:

 

• Etapa del desarrollo.
• Género, grupo étnico y nivel económico.
• Estilo de resolución de crisis habitual.
• Intensidad del impacto.
• Disponibilidad de sistema de apoyo e “idoneidad” para las necesidades del niño.
• Grado de desarticulación.
• Acceso al socorro y a la asistencia comunitaria para las víctimas.

Con base en estos conceptos, el programa de intervención de salud mental para damnificados se puede organizarse en dos campos principales de actividad. El primero es la búsqueda de víctimas, la intervención cara a cara durante la misma o con familias albergadas en los refugios durante la etapa aguda de la urgencia. El segundo comienza cuando se reubica a las familias en viviendas temporales o permanentes, lo que puede significar un cambio completo de vecindarios o redes de apoyo por parte de otras personas. De manera simultánea, cambian las fases de la resolución en crisis, las cuales requerirán diferentes procedimientos terapéuticos.

El objetivo de la intervención de salud mental para damnificados es restaurar la capacidad del niño al nivel de funcionamiento propio de su etapa de desarrollo y ayudarlo a manejar la situación de estrés en que se encuentra. El trabajador también ayuda a los miembros de la familia a reorganizar su mundo para que puedan brindar un apoyo adecuado al niño.

La consulta con organismos de atención infantil ofrece oportunidades amplias de ayudar a los niños traumados por un desastre. Los empleados de las escuelas son colaboradores importantes que ayudan a los niños a resolver la crisis a largo plazo, durante la etapa posterior al desastre.

TRAUMA PSÍQUICO PRODUCIDO POR UN EVENTO CATASTRÓFICO

A continuación se tratan aspectos clave, que son los elementos esenciales para ayudar a un niño a resolver la crisis por un desastre.

• Las reacciones del niño varían según la etapa de desarrollo de los sistemas cognoscitivos, afectivos y de la conducta social.

• Los fenómenos reactivos observados después de un evento catastrófico son reacciones de los sistemas biopsicosociales y los primeros intentos de adaptación a la desorganización de éstos.

• La conducta de la familia y la sociedad hacia un niño ejerce una influencia intensa que puede facilitar u obstaculizar el proceso de resolución del trauma. La dependencia del niño en la familia para recibir orientación cognoscitiva y apoyo socioemocional se ve afectada por la etapa de desarrollo, los conflictos psicosexuales y la psicopatología preexistente.

• El proceso de duelo acompaña a cualquier trauma psíquico catastrófico a raíz de la pérdida de la configuración corporal, los lazos interpersonales, la visión del mundo y la familiaridad, así como la ilusión y la confianza.

• La depresión reactiva como síndrome clínico es distinta de la expresión del trauma psíquico y de la resolución eficaz o ineficaz del duelo.

Las prácticas de intervención actual con niños abarcan los tres elementos que figuran a continuación.

 

1. La oportunidad de que el niño esté expuesto a los elementos aterradores de un desastre en un ambiente sin amenazas.

 

Ejemplo:

Actividades como hacer dibujos, compartir historias y los temas de desastre en el juego permiten a los niños “revivir” y adaptarse a éste.

 

2. El desarrollo de mecanismos de adaptación a situaciones que siguen siendo difíciles.

 

Ejemplo:

La adaptación a nuevos entornos ayudan a los niños a adaptarse a la pérdida de su casa.

 

3. El acceso a relaciones sociales de apoyo.

 

Ejemplo:

El apoyo a los padres en la crianza de sus hijos ayuda a que éstos se adapten cuando el desastre no ha afectado la capacidad del padre o la madre para resolver los problemas.

Variables clave que influyen en las reacciones de los niños damnificados

• Velocidad del inicio.
• Duración del trauma.
• Probabilidad de que vuelva a suceder.
• Grado de amenaza a la vida.
• Grado de exposición a la muerte, el fallecimiento y la destrucción.
• Proporción de la familia afectada.
• Función de la persona que cuida al niño en el trauma.
• Grado de desplazamiento en la continuidad del hogar.
• Separación de la familia nuclear.
• Reavivamiento de las ansiedades de la niñez.
• Ansiedad comunicada entre padres e hijos.
• Perspectivas culturales.

MODELO DE ATENCIÓN DE DAMNIFICADOS PARA ORIENTAR A LOS NIÑOS

Un modelo de atención de damnificados para niños puede requerir asistencia adicional y debe incluir un servicio de diagnóstico y tratamiento para aquellos niños y sus familias que reconocen que necesitan ayuda y acuden a orientación psicológica. El modelo también debe proporcionar servicios especiales de consulta para los organismos de servicios sociales que trabajan en el programa de damnificados, con conexiones directas entre los equipos de orientación psicológica y los organismos. De esta manera, se remiten los casos con problemas especiales para discutir y solucionarlos, a fin de ayudar a los organismos de servicios sociales a obtener recursos para la familia y el niño.

Objetivos de la orientación con niños damnificados

• Ayudar al niño a adquirir una sensación interna de perspectiva, de modo que pueda organizar su propio ambiente.

• Colaborar en el proceso de recuperación que consiste en compartir las emociones dolorosas provocadas por los eventos estresantes, a fin de que el niño ponga los acontecimientos en su debida perspectiva.

• Asistir al niño para acercarse a los miembros de su familia y a los equipos de urgencia para aprovechar los recursos disponibles que le proporcionen una sensación reconfortante, seguridad y afecto.

El modelo debe incluir un programa de discusiones en grupos regulares de profesionales que asistan a los niños. El objetivo de estos programas es prestar ayuda a los profesionales para solucionar sus problemas actuales y aumentar sus aptitudes terapéuticas, de apoyo. Puesto que apoyar a niños huérfanos o separados de sus padres después de un desastre es un componente nuevo de los sistemas de bienestar social, los profesionales necesitan ayuda y apoyo en su trato con los pequeños y en su comunicación con los familiares.

A continuación se mencionan los componentes de un modelo para un programa de intervención para niños traumados.

Establecimiento de la relación y recopilación de información en lo referente al trauma: El trabajador describe la finalidad y el proceso para ayudar a los niños traumados; luego procede a recabar información detallada acerca del trauma que sufrieron la familia y el niño.

Evaluación del niño y la familia: El trabajador recopila información acerca de la estructura familiar, las vivencias del niño durante el desastre, experiencias traumáticas anteriores y la presencia de secuelas o síntomas de reacciones de estrés postraumático.

Entrevista en relación con el trauma: El trabajador facilita al niño el relato de la experiencia traumática mediante dibujos o escenificación de papeles, los cuales promueven la atención particular a detalles como qué vio, escuchó, olió y a quién le atribuye la responsabilidad del evento.

Identificación de los problemas relacionados con la crisis: El trabajador ayuda al niño a identificar problemas como dificultades relacionadas con pesadillas, reactividad fisiológica o control de impulsos. El trabajador ayuda a la familia a que identifique otros problemas, como la adaptación a sus propias secuelas del trauma y a las de su hijo, habilidades de crianza y comunicación familiar.

Métodos de intervención en crisis: Los trabajadores proporcionan terapia de juego a corto plazo, terapia de actividades, familiar o de grupo, según se requiera, en función de la edad del niño y las necesidades de las familias después del desastre. Se consulta con otros proveedores de servicios, que incluyen el sistema escolar, los servicios sociales y los padres sustitutos.

Prevención de recaídas: El trabajador ayuda al niño a adquirir habilidades para adaptarse a las consecuencias y situaciones posteriores al trauma. Se espera que regresen algunos síntomas, lo que se considera normal. Se da permiso para volver a recibir intervención, en caso de ser necesario.

Técnicas para apoyar a las familias

• Desarrollar estructuras y redes de soporte.
• Establecer horarios fiables.
• Elegir actividades que eleven la autoestima.
• Fortalecer las relaciones sociales.
• Participar en actividades de grupo.
• Satisfacer las necesidades materiales y personales.
• Promover las relaciones y el apego a los demás.
• Identificar los factores de riesgo.
• Saber cómo reaccionan los niños en casa y escuela.
• Aprovechar la ayuda y los recursos a su alcance.

Efectos directos de un evento catastrófico en un niño

Traumatismo corporal
• Dolor
• Excitación del sistema nervioso autónomo
• Aumento de la tensión
• Pérdida de funciones

Cambios sensoriales
• Visuales
• Auditivos
• Olfatorios

Expresiones emocionales
• Temor
• Aflicción
• Ansiedad

Cambios cognoscitivos
• Lenguaje
• Comunicación

Reacciones traumáticas
• Padres
• Hermanos
• Amigos
• Familia extensa

Desorganización del sistema social
• Escuela
• Religión
• Empleo de los padres
• Vivienda

RESPUESTAS DE LOS NIÑOS EN LA FASE REACTIVA AL EVENTO CATASTRÓFICO

Preescolares

Sistemas somáticos
• Inmovilización muscular, hiperactividad
• Rabietas, movimientos lentos, sin propósito
• Desorganización de las funciones corporales adquiridas
• Signos del sistema nervioso autónomo, vómito, llanto
• Trastornos del sueño/alimentación, palidez cutánea, hiperventilación
• Mirada fija con pupila dilatada, sobresaltos

Sistema afectivo
• Afecto restringido/plano
• Aislamiento
• Respuestas de furor/agresivas
• Temor/preocupación
• Ansioso/suspicaz

Sistema cognoscitivo
• Recuerdos recurrentes, pensamientos, fantasías sobre el evento
• Perturbaciones en el contenido de los sueños
• Disminución de la capacidad adquirida, lenguaje
• Cambio visoespacial, concentración
• Descripción distorsionada de fenómenos visuales

Sistema de la conducta social
• Evitación, dependencia, pasivo/intenso, vigoroso/impulsivo
• Pérdida parcial del control de esfínteres
• Aumento de la actividad autoerótica
• Juego abrupto, destructor

Escolares

Sistemas somáticos
Nivel de energía afectado
• Lentitud de movimientos, baja intensidad o rápidos, frenéticos, impulsivos
• Desorganización del sistema nervioso autónomo; apetito/sueño/eliminación

Sistema afectivo
• Labilidad del afecto; ansioso, triste, risa fácil, “nervioso”
• Cautela; temor a arriesgarse o regresar a lugares familiares
• Más miedo a competir, perder, extraviarse
• Sentimientos de más dependencia/menos independencia
• Más sensibilidad de las reacciones emocionales ante los estímulos sensoriales que hacen recordar el evento traumático
• Proceso inicial de duelo y reacciones a la pérdida

Sistema cognoscitivo
• Constricción e hipervigilancia
• Funciones intelectuales afectadas; torpe, obtuso
• Rumiación obsesiva y más distracción que afecta la pérdida de la memoria
• Menos asociaciones que conducen al recuerdo espontáneo de las características del evento
• Aumento de fantasías acerca de cómo podrían haber cambiado los hechos, desenlace controlado del incidente
• Aparición de problemas de aprendizaje

Sistema de la conducta social
• Juego expresivo obsesivo compulsivo, conversación, curiosidad por el evento y sus consecuencias
• Reacciones irregulares y caprichosas frente a los padres
• Alegatos y desobediencia
• Control de impulsos deficiente
• Dificultades para regresar a sus rutinas
• Cierta pérdida de hábitos, costumbres, aptitudes

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish