Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookEnfermería en Desastres - Planificatión, Evaluación e Intervención (1985; 419 paginas)
View the documentColaboradores
View the documentPrólogo
View the documentPrefacio
open this folder and view contents1. Antecedentes y perspectiva histórica
open this folder and view contents2. Prioridades en la valoración rápida de las víctimas
open this folder and view contents3. Atención y selección en la escena del desastre
open this folder and view contents4. Toma de decisiones en una instalación en donde se atienden casos agudos
open this folder and view contents5. El paciente con traumatismos en el escenario del desastre
open this folder and view contents6. La mujer embarazada que sufrió traumatismos
close this folder7. Asistencia a las víctimas de radiación
View the documentAspectos generales
View the documentMedición de la radiación
View the documentAsistencia en una emergencia nuclear
View the documentPlanificación y educación en situaciones de desastres radioactivos
View the documentResumen
View the documentReferencias
View the documentLecturas recomendadas
open this folder and view contents8. Aspectos psicológicos de las situaciones de desastres
open this folder and view contents9. Establecimiento y manejo de un albergue*
open this folder and view contents10. Enfermería comunitaria durante un desastre
open this folder and view contents11. Diseño y desarrollo de programas de enseñanza para casos de desastre
open this folder and view contents12: Planificación de simulacros, de situaciones con saldo masivo de víctimas
open this folder and view contents13. Planificación contra desastres: Valoración y empleo de recursos comunitarios
open this folder and view contents14. Planificación para casos de desastres y otros aspectos administrativos en situaciones masivas extremas
open this folder and view contents15. Implicaciones legales de la práctica asistencial en un desastre de grandes proporciones
View the documentApéndice A: Manejo de materiales peligrosos en un desastre
 

Aspectos generales

Una alumna de primaria que vivía en 1979, cerca de la isla de las Tres Millas, (sitio en donde ocurrió una fuga de radiación de una planta atómica en 1979) definió a la radiación como "algo en el aire que podría matarme".2 Su definición pudiera ser correcta, sin embargo, es la definición de un niño, y necesita ampliarse para el uso de los adultos y los encargados de la asistencia médica.

Radiación nuclear

El término radiación puede utilizarse de diversas formas. La radiación nuclear es la emisión y desplazamiento de energía a través del espacio o de una distancia determinada. Ocurre cuando los átomos inestables se separan o se fisionan y producen partículas más pequeñas e inestables llamadas fragmentos de fisión. El proceso se conoce como desintegración radioactivo, y al producto del cambio se le denomina radiación nuclear.

El átomo inestable que sufre la desintegración radioactivo emite cuatro tipos de partículas: alfa, beta, rayos gema y el neutrón (tabla 7-1)

La partícula alfa es la más grande de las cuatro, aunque también es muy pequeña. Estas partículas que viajan algunos centímetros en el aire, son detenidas por una hoja de papel o por el tejido cutáneo sin lesionarlo, excepto cuando una sustancia que emite partículas alfa permanece por largo tiempo en contacto directo con los tejidos al descubierto; en este caso la radiación puede causar un daño considerable o incluso provocar una enfermedad funcional.

TABLA 7 - 1 Comparación de las partículas alfa, beta y los rayos gama

Radiación

Distancias que viajan en el aire

Velocidad

Partículas Alfa

3.7 cm

37 Km/segundo

Partículas beta

200-800 cm

25%-99% de la velocidad de la luz

Rayos gama

cientos de metros

Velocidad de la luz (350 000 km/seg)

Fuente: NATO Handbook on the Medical Aspects of Nuclear, Biological and Chemical Defensive Operations, AMedP - 6 Bruseels, Military Agency for Standardization (MAS), August 1973, p. 2-16.

La partícula beta más ligera y mucho más pequeña que la alfa, viaja algunos cientos de centímetros en el aire y es detenida por una lámina de madera de una pulgada o una hoja delgada de metal. Puede penetrar 0.33 cm en el tejido corporal y a semejanza de la alfa ocasiona enfermedad funcional en caso de que una emisión importante de ella penetra en el cuerpo y permanezca en él.

Los rayos gama, semejantes a los rayos X, son ondas muy penetrantes e invisibles de energía similares a la luz y a las ondas de radio. Viajan cientos de metros en el aire y son detenidas por una capa gruesa de plomo o de concreto. La exposición a los rayos gama puede ocasionar daños graves.

Los neutrones son partículas aproximadamente del tamaño de un protón. Son producidos principalmente en reactores nucleares utilizados para la investigación o la producción de energía y viajan cientos de metros en el aire. Su curso es detenido por una masa de agua de varios metros de profundidad o un concreto especial. La exposición a los neutrones puede ocasionar radiación en todo el cuerpo similar a la causada por los rayos gama, con la diferencia de que depositan la energía de manera no uniforme.3

Fuentes de radiación

La raza humana ha vivido siempre expuesta a la radiación producida por fuentes naturales. El origen de ésta proviene del sol, las estrellas y otros materiales radioactivos naturales distribuidos en el suelo y las rocas. Cada uno de estos elementos principales, como hidrógeno, potasio, y carbono naturales tienen una pequeña parte radioactivo. El nivel de radiación natural varia de acuerdo con la localización geográfica. Por ejemplo, la dosis de rayos cósmicos se duplica cuando la persona va del nivel del mar hacia las grandes alturas, como las montañas.

Con el creciente desarrollo de la tecnología, los humanos han encontrado una gran variedad de usos a la radiación, los cuales se suman a nuestra exposición diaria. Las partículas emisoras de rayos alfa se utilizan en algunos detectores de humo y en las carátulas de relojes de pulso, de pared y otros instrumentos luminosos. Las partículas beta se emplean en medidores industriales para determinar el espesor de los materiales producidos, como medida de control de calidad, para el tratamiento médico de algunos tumores o lesiones de la piel, y en muchos estudios científicos. Los rayos gama también se aplican en la industria para control de calidad, en los aeropuertos para inspecciones de seguridad y en la profesión médica para estudios de diagnóstico y el tratamiento de diversos procesos de enfermedades seleccionadas.4

TABLA 7 - 2 Variables que afectan la magnitud de la lesión por radiación

No genéticas

Genéticas

Dosis y rapidez de la exposición a la radiación

Edad de la persona

Tipo de radiación

Porciones irradiadas del cuerpo

Tejido expuesto

Extensión irradiada del cuerpo

Tipo de radioactividad

Variaciones biológicas

 

Radiación interna/externa

Efectos de la lesión por radiación

Los efectos de la lesión por radiación no dependen únicamente de la dosis o la cantidad de radiación recibida, sino también de variables genéticas y no genéticas (tabla 7-2).

Un factor no genético que incide en la lesión por radiación es el poder de penetración del material radioactivo. Por ejemplo, los rayos gama y los neutrones producen más lesión, ya que son más penetrantes que las partículas alfa o beta. Otro aspecto por considerar es la cantidad de tejido expuesto a la radiación y si la exposición fue interna o externa. En el primer caso habrá que tener en cuenta la naturaleza radioquímica y la trayectoria biológica.

Los factores biológicos que afectan la sensibilidad en las lesiónes por radiación incluyen la edad de la persona expuesta. La sensibilidad es mayor si los órganos están en etapa de desarrollo, de manera que la radiación daña más fácilmente las células en fases de diferenciación y a las que están experimentando divisiones rápidas. Por esa razón un adulto es más resistente a los efectos de la radiación que un niño de corta edad o un lactante.

Cuando se irradia la porción superior del abdomen los efectos tienden a ser más severos que si se expone cualquier parte del cuerpo de tamaño similar a la misma dosis y durante el mismo periodo. Esta diferencia se debe a la presencia de órganos vitales en la mitad superior del abdómen. La radiación de una porción pequeña de la superficie corporal tiene un efecto general mucho menor que si se aplica una dosis igual a todo el cuerpo. La porción no radiada puede contribuir al restablecimiento de la afectada. Aunque es posible determinar la dosis promedio de radiación que produce algunos efectos, resulta imposible anticipar las respuestas individuales respecto a dicho promedio.4

La sensibilidad relativa de un órgano a la lesión por radiación directa depende de los tejidos individuales que lo componen. La tabla 7-3 incluye una lista de varios órganos en orden decreciente de radiosensibilidad, y con base en la exposición relativamente directa a la radiación.

TABLA 7 - 3 Radiosensibilidad relativa de diversos órganos

Radiosensibilidad relativa

Órganos

Alta

Órganos linfoides, médula ósea, testículos y ovarios, intestino delgado.

Moderadamente alta

Piel; cornea y cristalino; órganos gastrointestinales: cavidad, esófago, estómago, recto.

Mediana

Cartílago en crecimiento, vasos finos, huesos en crecimiento.

Moderadamente baja

Cartílago o hueso maduros, pulmones, riñones, hígado, páncreas, glándulas suprarrenales, glándula pituitaria.

Baja

Músculo, encéfalo, médula espinal

Nota: Basada en la exposición relativamente directa a la radiación

Fuente: NATO Handbook on the Medical Aspects of Nuclear, Biological and Chemical Defensive Operations, AMedP-6. Brussels, Military Agency for Standardization (MAS), August 1973, p. 5-8.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish