Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookEnfermería en Desastres - Planificatión, Evaluación e Intervención (1985; 419 paginas)
View the documentColaboradores
View the documentPrólogo
View the documentPrefacio
open this folder and view contents1. Antecedentes y perspectiva histórica
open this folder and view contents2. Prioridades en la valoración rápida de las víctimas
open this folder and view contents3. Atención y selección en la escena del desastre
open this folder and view contents4. Toma de decisiones en una instalación en donde se atienden casos agudos
open this folder and view contents5. El paciente con traumatismos en el escenario del desastre
open this folder and view contents6. La mujer embarazada que sufrió traumatismos
close this folder7. Asistencia a las víctimas de radiación
View the documentAspectos generales
View the documentMedición de la radiación
View the documentAsistencia en una emergencia nuclear
View the documentPlanificación y educación en situaciones de desastres radioactivos
View the documentResumen
View the documentReferencias
View the documentLecturas recomendadas
open this folder and view contents8. Aspectos psicológicos de las situaciones de desastres
open this folder and view contents9. Establecimiento y manejo de un albergue*
open this folder and view contents10. Enfermería comunitaria durante un desastre
open this folder and view contents11. Diseño y desarrollo de programas de enseñanza para casos de desastre
open this folder and view contents12: Planificación de simulacros, de situaciones con saldo masivo de víctimas
open this folder and view contents13. Planificación contra desastres: Valoración y empleo de recursos comunitarios
open this folder and view contents14. Planificación para casos de desastres y otros aspectos administrativos en situaciones masivas extremas
open this folder and view contents15. Implicaciones legales de la práctica asistencial en un desastre de grandes proporciones
View the documentApéndice A: Manejo de materiales peligrosos en un desastre
 

Asistencia en una emergencia nuclear

Cualquier emergencia puede manejarse adecuadamente si las personas involucradas comparten la responsabilidad. Ninguna organización o instalación médica puede, por si sola funcionar como entidad separada, pues las actividades deben ser integradas en un todo. En caso de un accidente por radiación, las técnicas iniciadas en la escena de los hechos deben continuarse en todos los sitios en donde se reubique a las víctimas y a sus pertenencias. Dicha integración requiere del establecimiento de técnicas estandarizadas y una red de comunicaciones eficiente. Ésta incluye todas las actividades relacionadas con el tratamiento en el sitio de los acontecimientos, la selección médica y la transportación de las víctimas y su hospitalización (recuadro 7-1).

El manejo de actividades en el campo

La secuencia de las actividades en el sitio del desastre depende por completo de la situación que prive en el mismo. Los primeros pasos incluyen normalmente las medidas para valorar rápidamente la situación y solicitar auxilio. La evaluación incluye el reconocimiento de que existe una situación peligrosa, por medio de la identificación visual de las etiquetas adheridas a los recipientes.

En presencia de radiación hay que reducir al mínimo las labores, hasta que llegue el grupo de detección radiológica, y clausure inmediatamente el sitio del accidente. Mas aún, es necesario retener a todas las personas y sus pertenencias en el lugar de los hechos para realizar un control radiológico y cualquier tratamiento necesario. En una situación en que exista peligro de muerte para las víctimas habrá de transportarse inmediatamente a éstas mientras se toman precauciones para el manejo seguro de las personas contaminadas. Elabórese un registro de los pacientes y sus pertenencias en el sitio del accidente.

RECUADRO 7 - 1 Manejo del sitio en donde ocurrió un accidente radiológico

Primera persona que responde (por lo general paramédicos o personal de las ambulancias)

• valorar la situación
• notificar a las autoridades
• restringir el área

Autoridades (el hospital que recibe a la víctima)

• notificar al personal de vigilancia radiológica
• notificar a las organizaciones apropiadas
• coordinar el sistema médico de urgencia

Es necesario efectuar la selección médica (véase capítulos 3 y 4). A semejanza de las víctimas con traumatismo, las expuestas a radiación deben ser clasificadas médicamente; sin embargo, los sistemas de selección deben tener en cuenta la inclusión del estado radiológico de la persona (véase tabla 7-6).

Las unidades de rescate y las instalaciones médicas utilizan diversos sistemas de selección. Se concede la mayor prioridad a la atención médica de los pacientes con lesiones criticas y graves. Contrariamente a esto, en la atención radiológica puede darse prioridad a las víctimas sin lesiones o a las que no sufrieron daño grave. Sea cual sea el sistema, todos comprenden los siguientes aspectos:

• atención de las víctimas
• protección del socorrista
• protección del vehículo
• notificación de la instalación receptora
• documentación exacta

Más aún, durante todas las fases de selección y transportes hay que separar a las víctimas en dos grupos: contaminados y no contaminados. De modo similar, conviene utilizar al personal, los vehículos, el equipo y los suministros para uno u otro grupo.

El manejo en el hospital

Al llegar al hospital, las víctimas de radiación son recibidas en una entrada especifica del departamento de urgencias y allí se detecta su nivel de radiación. Recuerde que si existe alguna duda respecto a si la persona sufrió exposición o contaminación, habrá que tratarla siempre como si estuviera contaminada.

El hospital debe estar preparado para recibir y tratar a víctimas irradiadas, al establecer áreas limpias y contaminadas, sin embargo, cada paciente debe encontrarse estable en sus parámetros médicos antes de que se inicie el procedimiento de descontaminación.

Los objetivos de la descontaminación son:

• evitar daño causado por la presencia de sustancias radioactivas en el cuerpo
• evitar la propagación de la contaminación
• proteger al personal de asistencia contra la contaminación de su cuerpo o en algunos casos de que estén expuestos a una fuente de radiación

TABLA 7 - 6 Clasificación de las víctimas de radiación

Clasificación

Gravedad de las lesiones

Necesidades de atención

Critica

Lesiones mayores con compromiso de funciones corporales

Se desconoce la magnitud de la radiación; transportación inmediata; tratamiento sin demora

 

Atención de primeros auxilios en el sitio de los hechos

Se requiere tomar precauciones para el manejo de la víctima si éstas no perturban la atención médica

 

Transporte inmediato

Se precisa el grado de radioactividad en la víctima y se descontamina cuando su condición clínica es estable

Grave

Lesiones mayores y menores, compromiso mínimo de las funciones corporales

Los mismos cuidados que para el enfermo en fase critica en caso de conocer el grado de radiación

 

Atención menor en el sitio de los hechos

Se toman las precauciones como aplicables en caso de conocer el grado de radiación

 

Transportación, generalmente inmediata

La descontaminación se realiza en la escena de los hechos por órdenes del médico

No grave

Lesiones menores; escaso o nulo daño de las funciones corporales

Rastreo de radiación y descontaminación, normalmente efectuadas en el sitio del accidente

 

Atención menor en el lugar de los hechos

 
 

la transportación puede o no ser necesaria

 

Tratamiento complementario

No hay lesiones físicas

Rastreo de radiación y descontaminación en el sitio del accidente.

 

Por lo general no se necesita atención en el lugar de los hechos

Todas las víctimas radiadas deben volver para recibir tratamiento complementario

Fuente: Reimpreso de Bomberger AS, Dannenfelser BA: Radiation and Health: Principies and Practice in Therapy and Disaster Preparedness. Rockville, Md, Aspen Systems Corp, 1984, p 225.

Es posible alcanzar de 90 a 95% de descontaminación al quitar la ropa de las víctimas. Dicha ropa debe ser colocada en bolsas marcadas y remitida a una sección alejada del área contaminada, para que más tarde personal calificado disponga de ella. La descontaminación restante se realiza lavando al paciente. Consúltese el recuadro 7-2 correspondiente al resumen de las actividades necesarias.

Cuando practique una revisión de monitoreo radiológico, en primer lugar, despeje a la víctima de sus ropas y sistemáticamente efectúe el monitoreo con un contador Geiger. De haber una herida abierta, debe limpiarse perfectamente el área y volver a monitorearla para determinar si hay presencia de radiación en la herida. Cuando monitoreo a una persona sin lesiones, pídale que permanezca de pie con las piernas separadas y los brazos extendidos. Comience desplazando el detector del contador Geiger sobre la cabeza, la porción superior del tronco, los brazos, la porción inferior del tronco y las piernas. Pida a la persona que se vuelva y repita el procedimiento por la espalda. Sin embargo, hay que tener cuidado de que el extremo del detector no toque las superficies potencialmente contaminadas. Pueden utilizarse técnicas especiales de monitoreo en las zonas pilosas y orificios corporales. Después de tratar a la totalidad de los afectados, se repite el mismo procedimiento para todo el personal asignado al área contaminada.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish