Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookEnfermería en Desastres - Planificatión, Evaluación e Intervención (1985; 419 paginas)
View the documentColaboradores
View the documentPrólogo
View the documentPrefacio
open this folder and view contents1. Antecedentes y perspectiva histórica
open this folder and view contents2. Prioridades en la valoración rápida de las víctimas
open this folder and view contents3. Atención y selección en la escena del desastre
open this folder and view contents4. Toma de decisiones en una instalación en donde se atienden casos agudos
open this folder and view contents5. El paciente con traumatismos en el escenario del desastre
open this folder and view contents6. La mujer embarazada que sufrió traumatismos
open this folder and view contents7. Asistencia a las víctimas de radiación
open this folder and view contents8. Aspectos psicológicos de las situaciones de desastres
open this folder and view contents9. Establecimiento y manejo de un albergue*
close this folder10. Enfermería comunitaria durante un desastre
View the documentAcciones de enfermería
View the documentValoración de las necesidades de salud
View the documentPrincipales aspectos de ea atención
View the documentValoraciones y prioridades
View the documentResumen
View the documentReferencias
View the documentLecturas sugeridas
View the documentApéndice 10-A: Valoración de la comunidad
open this folder and view contents11. Diseño y desarrollo de programas de enseñanza para casos de desastre
open this folder and view contents12: Planificación de simulacros, de situaciones con saldo masivo de víctimas
open this folder and view contents13. Planificación contra desastres: Valoración y empleo de recursos comunitarios
open this folder and view contents14. Planificación para casos de desastres y otros aspectos administrativos en situaciones masivas extremas
open this folder and view contents15. Implicaciones legales de la práctica asistencial en un desastre de grandes proporciones
View the documentApéndice A: Manejo de materiales peligrosos en un desastre
 

Valoración de las necesidades de salud

Las enfermeras pueden participar en la definición de las necesidades de salud durante todas las etapas de un desastre. Además de valorar el estado de cada persona ellas deben participar en la evaluación de la comunidad en general y también en encuestas o supervisiones especificas. Necesitan información confiable para identificar necesidades, formular planes y asignar recursos.

Valoración inicial de la comunidad en general

Las valoraciones iniciales de la comunidad se utilizan para tener una idea panorámica de esta última y situar a los problemas en un marco amplio. La información de las valoraciones mencionadas suele provenir de múltiples disciplinas y es utilizada por una gran variedad de organizaciones y profesionistas. Muchos grupos fuera del área de desastre, como instituciones gubernamentales o de voluntarios, necesitan recibir reportes formales antes de suministrar auxilio. Las decisiones respecto a servicios y programas asistenciales se basan a menudo en la valoración inicial de una comunidad, la cual se utiliza durante varias etapas de un desastre e incluyen la preparación previa a la catástrofe, la respuesta de emergencia y el proceso de recuperación.

Valoración previa al desastre

Esta valoración debe incluir un inventario de los recursos médicos y sociales existentes, un cálculo de la vulnerabilidad de la comunidad al desastre y un estudio de las opciones para cubrir y satisfacer las posibles necesidades médicas. Durante las fases de emergencia, dicha información anterior al desastre suele sentar las bases para la respuesta inmediata. Más aún, dicha preparación puede tener mucha importancia cuando el área afectada tiene sistemas inadecuados de comunicaciones o si estos últimos sufrieron deterioro o interrupción. La valoración y el empleo de los recursos de la comunidad en la planificación para un desastre se expone con detalle en el capitulo 13.

Valoraciones de Emergencia

Después de una tragedia muy grave, suele llevarse a cabo una valoración inicial rápida por medio de una observación aérea. Los militares con frecuencia son los encargados de dicha tarea. Sus reportes pueden ser utilizados por instituciones u organizaciones externas para la movilización de las actividades de socorro.5

La valoración multidisciplinaria mas detallada que normalmente se efectúa después, incluye a grupos de móviles de reconocimiento. La recolección de esta información es de suma importancia para una respuesta eficaz ante la catástrofe. Para este fin se necesita designar a personal y medios de transporte adecuados, como helicópteros para que laboren en equipos. A tales equipos se asignarán los profesionistas médicos más calificados puesto que sus hallazgos serán los que sirvan de base para los principales planes de auxilio. Las enfermeras que intervienen en los equipos de reconocimiento pueden experimentar algunos conflictos entre sus responsabilidades en esta tarea y su deseo de brindar atención clínica a los damnificados. Es importante darles instrucciones para que permanezcan en sus asignaciones primarias salvo que su ayuda se torne absolutamente necesaria.5

La información resultante de estas valoraciones puede utilizarse para determinar las necesidades médicas y asistenciales y establecer los requisitos de suministros, equipo y personal médicos. Los programas y planes de salud para la distribución de recursos deben basarse en los datos que se reúnan y reporten.

Las enfermeras quizá no tengan tiempo para realizar valoraciones completas durante las etapas de emergencia de una calamidad. Sin embargo, pueden ser útiles los datos preexistentes de una comunidad que ha sufrido ya un desastre. Las enfermeras que no pertenecen a la comunidad deben revisar la información respecto a las características de esta última y los reportes iniciales de la catástrofe. La información que posiblemente deseen obtener incluye los siguientes aspectos:

• extensión geográfica del área de desastre
• número de personas afectadas
• principales problemas preexistentes
• estado de los albergues y edificaciones para refugio
• localización y estado de las instalaciones medicas
• estado y magnitud de los suministros de agua
• extensión y distribución de los recursos alimentarios
• estado de ánimo de la comunidad y nivel de actividad
• proyectos de auxilio en marcha

Las enfermeras que atienden a refugiados o personas desplazadas deben obtener información del sitio o cultura de la que provienen y también de sus estándares de vida. Serían de utilidad mapas, estadísticas demográficas y los nombres y números telefónicos de personas clave que podrían servir como consultores o puntos de contacto.

Valoraciones sobre la marcha

Las valoraciones intermedias pueden efectuarse poco a poco durante los esfuerzos de auxilio o el proceso de recuperación. Los datos reunidos deben revelar los efectos del desastre en la salud, el nivel socioeconómico y la condición cultural. Los hallazgos deben constituir un incentivo para el trabajo en equipo y sugerir estrategias múltidisciplinarias para realizar modificaciones.

Las enfermeras pueden utilizar diversos métodos para reunir datos:

• entrevista
• observación
• exploración física
• detección de enfermedades y valoración de la salud
• encuestas (muestras y aspectos especiales de salud)
• registros (censos, datos escolares, estadísticas vitales y reportes de enfermedades).

Las enfermeras que intervienen en la planificación comunitaria durante la fase de recuperación advertirán que se necesita una valoración completa para diseñar y enfocar de nuevo los servicios asistenciales, en relación con las necesidades cambiantes de la comunidad. Un ejemplo de la valoración mencionada se incluye en el Apéndice 10-A al final de este capitulo.

Supervisión y encuestas específicas

Después de una calamidad es importante conducir encuestas técnicas referentes a problemas específicos que son de gran trascendencia durante las fases de la emergencia y pueden continuar hasta que la fase de recuperación esté en marcha. El estudio de los problemas de salud por lo general se lleva a cabo como supervisión epidemiológica y puede utilizarse para determinar los siguientes aspectos:6

• número y proporción de heridos
• número y proporción de muertos
• incidencia de enfermedades contagiosas
• incidencia de alteraciones de la salud psíquica
• inventario de las instalaciones médicas restantes
• inventario de los materiales médicos

Es posible que surjan angustia pública y rumores, por ello se necesita selectividad en la supervisión. Habrá que prestar prioridad a las poblaciones de gran densidad, los grupos reubicados y al deterioro en la calidad de la vida. Es necesario incluir información relacionada con poblaciones urbanas cuyos servicios se han visto muy afectados, poblaciones urbanas también reubicadas en áreas rurales con pocos servicios existentes y grupos rurales concentrados en campamentos de refugiados o albergues. Tienen menor prioridad en estos casos las poblaciones rurales que se encuentran muy diseminadas, en las cuales la calidad de vida casi no ha sufrido deterioro.

RECUADRO 10-2 Ejemplo de caso

Durante las maniobras de auxilio en el terremoto que asoló Guatemala en 1976, los epidemiólogos de organizaciones gubernamentales iniciaron un sistema de observación continua para recolectar, analizar y difundir información médica. Las enfermeras voluntarias de la organización Six Peace Corps efectuaron visitas diarias a hospitales, clínicas y centros de salud pública localizadas en la zona de mayor población y destrucción. Recogieron información especifica de las formas de registro utilizadas de forma rutinaria en tales instalaciones, las cuales incluían datos como edad, sexo, dirección y diagnostico. También, diariamente obtuvieron información relacionada con el número disponible de camas para casos agudos y las nuevas hospitalizaciones.

La distribución de enfermedades se comparó con la información disponible, correspondiente a años previos y con las enfermedades notificadas en las zonas no afectadas. Se investigaron mas de 30 epidemias reportadas. No se advirtió incremento alguno en la frecuencia de enfermedades, a pesar de los rumores persistentes. En la segunda semana después del terremoto se observó un incremento en el número de mordedura de perros y se implantó un programa exitoso que logró la vacunación de los animales y la eliminación de canes callejeros.7

El sismo y sus secuelas causaron mas de 23 000 muertes y 77 000 lesiones, más de 20% de la población quedó sin hogar. La información de la supervisión epidemiológica registré la evolución de las necesidades médicas. Dicha información se utilizó para orientar las decisiones en salud pública respecto a la forma de emplear los recursos, incluyendo la distribución y planificación de las instalaciones móviles de tipo médico y la repartición de vacunas y artículos médicos.

La decisión de iniciar una supervisión especifica puede basarse en la detección de casos individuales, la recopilación de comunicados y el seguimiento selectivo de los rumores. Hay que hacer un esfuerzo para reunir sistemáticamente los datos, incluso en circunstancias de desastre. Los reportes deben enviarse todos los días durante las fases de emergencia y cada semana una vez que se ha estabilizado la comunidad, hasta que se ha superado el posible peligro de un brote de enfermedades.

Las enfermeras pueden participar en la recolección de datos o la preparación de comunicados; pueden colaborar en la organización del proceso de obtención de información en situaciones que de otra manera serían caóticas y estresantes. Sus observaciones pueden ser trascendentes en la interpretación de los datos. Ellas deben identificar situaciones que pueden alterar la exactitud de la información o explicar los hallazgos, y también corroborar lo obtenido, cuando preparen sus comunicados.

La detección de casos que las enfermeras practican de forma rutinaria en una comunidad puede ser importante para identificar la existencia de casos específicos que más tarde se convierten en la base de la supervisión. La percepción de hallazgos fortuitos puede dejar al descubierto necesidades médicas importantes. El descubrimiento de un caso de alguna enfermedad específica puede denotar la existencia de un problema extenso y en esta situación habrá que investigar más a fondo para advertir la presencia de otros casos. La última edición de Control de Enfermedades Transmisibles en el Hombre, mencionada en la lista de lecturas sugeridas en el final de este capitulo puede ser de gran valor para las enfermeras durante la realización de estas tareas.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish