Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookEnfermería en Desastres - Planificatión, Evaluación e Intervención (1985; 419 paginas)
View the documentColaboradores
View the documentPrólogo
View the documentPrefacio
open this folder and view contents1. Antecedentes y perspectiva histórica
open this folder and view contents2. Prioridades en la valoración rápida de las víctimas
open this folder and view contents3. Atención y selección en la escena del desastre
open this folder and view contents4. Toma de decisiones en una instalación en donde se atienden casos agudos
open this folder and view contents5. El paciente con traumatismos en el escenario del desastre
open this folder and view contents6. La mujer embarazada que sufrió traumatismos
open this folder and view contents7. Asistencia a las víctimas de radiación
open this folder and view contents8. Aspectos psicológicos de las situaciones de desastres
open this folder and view contents9. Establecimiento y manejo de un albergue*
open this folder and view contents10. Enfermería comunitaria durante un desastre
open this folder and view contents11. Diseño y desarrollo de programas de enseñanza para casos de desastre
open this folder and view contents12: Planificación de simulacros, de situaciones con saldo masivo de víctimas
close this folder13. Planificación contra desastres: Valoración y empleo de recursos comunitarios
View the documentParticipación de las enfermeras
View the documentPrincipios de planificación
View the documentCaracterísticas de organización
View the documentPrincipales organizaciones de auxilio
View the documentGrupos y conductas comunitarios
View the documentPlanificación y colaboración
View the documentDifusión y comunicación
View the documentPreparación individual
View the documentResumen
View the documentReferencias
View the documentApéndice 13-A: Auxilio internacional en desastre: Organismos de la ONU
View the documentApéndice 13-B: Auxilio internacional en desastre: Organizaciones de voluntarios
View the documentApéndice 13-C: Auxilio internacional en desastres: Organizaciones gubernamentales
View the documentApéndice 13-D: Organizaciones de auxilio en desastres: Información en torno a servicios
open this folder and view contents14. Planificación para casos de desastres y otros aspectos administrativos en situaciones masivas extremas
open this folder and view contents15. Implicaciones legales de la práctica asistencial en un desastre de grandes proporciones
View the documentApéndice A: Manejo de materiales peligrosos en un desastre
 

Principales organizaciones de auxilio

Las organizaciones de auxilio más importantes pueden estar integradas a nivel local, estatal, nacional e internacional, e incluyen cientos de grupos establecidos y voluntarios que se ocupan de diversas actividades necesarias en todas las fases de auxilio durante una calamidad:

• planificación e investigación anterior al desastre
• servicios de rescate y emergencia
• programas de rehabilitación y de recuperación

En un desastre las organizaciones en cuestión difieren enormemente en sus contribuciones y en su enfoque, compromiso y finalidades. Tienen diversos grados de respaldo financiero, recursos y destreza.

Las organizaciones de mayor magnitud y experiencia por lo común conocen mejor los problemas y necesidades propios de una catástrofe. Suelen tener acuerdos laborales ya vigentes con organizaciones claves, o bien, participar en proyectos de desarrollo local aun antes del desastre.6

Los esfuerzos improvisados y espontáneos de auxilio tienen pocas probabilidades de éxito, en especial si provienen de fuera del área del desastre, ya que crean confusión y duplicación de trabajo. Aquí, los servicios se basan en conceptos erróneos y no en necesidades documentadas. Los intentos mal planeados, por mejor intencionados que sean, imponen presiones adicionales a las organizaciones locales y desvían la atención y recursos de las maniobras de socorro durante la calamidad. Los intentos de auxilio, pues, deben canalizarse por medio de organizaciones con responsabilidades asignadas, a menos que se solicite asistencia adicional de manera especifica.

Asistencia internacional

Todos los países deben contar con planificación para cubrir independientemente sus necesidades en casos de desastre; empero, existen situaciones en que se requiere auxilio internacional para resolver ciertos problemas. Tal requerimiento suele surgir en áreas en que ocurren desastres naturales con alguna frecuencia, como diversas zonas del continente americano o en áreas en que apenas existen recursos para la vida normal y no bastan para cubrir las maniobras de auxilio, como sucede en los países del tercer mundo.

Las organizaciones con experiencia en servicios internacionales comprenden las que pertenecen a las Naciones Unidas, al igual que grandes organizaciones de voluntarios y gobiernos nacionales. Algunos grupos internacionales tienen representaciones nacionales y locales en diversos países del mundo. En los apéndices 13-A, 13-B, y 13-C se ilustran ejemplos de organizaciones que pueden brindar auxilio a nivel internacional. En el apéndice 13-D se incluye información adicional en torno al auxilio que puede obtenerse a partir de ciertas organizaciones en situaciones de desastre.

Las peticiones de asistencia internacional suelen guiarse por medio de conductos específicos, ya sea de un gobierno a otro o por ministerios de salud, organizaciones de auxilio para desastres u oficinas coordinadoras. Es inevitable cierta tardanza en la obtención de ayuda, ya que las grandes organizaciones necesitan tiempo para revisar las peticiones y responder a ellas. La consecución de ayuda puede depender de las líneas establecidas de comunicación y la orientación adecuada de la solicitud a estas organizaciones para contar así con el servicio necesario.

Las instituciones gubernamentales suelen tener limites legales en sus actividades, por lo que se necesita a veces una declaración formal de emergencia o una visita al sitio de los hechos por parte de sus representantes oficiales para poder iniciar las tareas de auxilio. Debe explicarse la situación a un consejo político al solicitar fondos para facilitar la respuesta a los desastres con una imagen pública adecuada, como sucede en los proyectos humanitarios de gran "visibilidad".6

Servicios militares

Las milicias pueden brindar servicios de auxilio en un desastre a nivel internacional, nacional o estatal. Entre sus actividades se cuentan:

• protección contra incendios
• cumplimiento de la ley
• comunicaciones
• transportes
• limpieza de escombros y restos
• servicios médicos y sanitarios

Por ejemplo, la fuerza aérea y el ejército estadounidenses ayudaron al gobierno nicaragüense en las operaciones de auxilio mixtas a raíz del sismo de 1972. Un grupo de verificación y dos hospitales de campo suministraron atención médica y se encargaron de las responsabilidades de coordinación y normatividad médica.7

En los Estados Unidos, la Guardia Nacional, las reservas y los militares activos son a menudo asignados para auxiliar en desastres. Por ejemplo durante la inundación de Utah en 1983, intervinieron el cuerpo de ingenieros del ejército y la Guardia Nacional de Utah construyendo presas y puentes. En otra situación, las enfermeras de salud comunitaria del ejército estadounidense y otro personal médico fueron enviados para brindar servicios de salud en los campamentos de refugiados cubanos que llegaron en 1975 a Estados Unidos.

Actividades de auxilio a nivel nacional

En Estados Unidos, la asistencia a nivel nacional está planificada para complementar servicios de actividades de gobiernos estatales y locales y otros recursos comunitarios. Para obtener la ayuda, se necesita a veces una declaración presidencial de calamidad o situación de urgencia mayor. Las oficinas federales auxilian y colaboran con las autoridades locales en el área afectada, pero no ejercen el control primario de actividades de auxilio.

En naciones desarrolladas que cuentan con recursos locales abundantes para las maniobras de auxilio, se hacen operaciones descentralizadas similares a las estadounidenses. A diferencia de lo anterior, los países con bajos estándares de vida tienen operativos contra desastre fuertemente descentralizados y las oficinas nacionales tienen funciones importantes de control.

En los Estados Unidos, las organizaciones a nivel nacional tienen funciones de coordinación y apoyo a programas locales y estatales. Se excluyen grupos de voluntarios y organizaciones establecidas.

Por ejemplo, los departamentos de salud a nivel estatal y local pueden solicitar auxilio de Centros de Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), que forman parte del servicio de Salud Pública y brinda programas directos y servicios especializados como las siguientes para evitar la diseminación o controlar enfermedades infecciosas en los desastres:8

• supervisión epidemiológica
• asistencia de laboratorio
• personal para programas de inmunización
• vacunas y productos químicos
• información técnica
• servicios de orientación y adiestramiento

La Oficina Federal de Coordinación de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), es un eslabón de contacto a nivel nacional para la asistencia en muchas actividades contra desastres. Dicha organización auxilia a los gobiernos a nivel tanto local como estatal en la planificación y respuesta ante calamidades, además de que crea normas a nivel nacional. FEMA también ha participado en el desarrollo de sistemas de contingencia a nivel estadounidense para maniobras de auxilio en catástrofes.

En el pasado, los planes de servicios médicos contra desastres en Estados Unidos existían más bien a nivel estatal y local y eran definidos individualmente para cada posible calamidad. Sin embargo, en la actualidad se han creado programas para coordinar los planes contra desastres a nivel nacional y brindar sistemas de contingencias para respuestas a gran escala para grandes calamidades.9,10 Pueden ser alertadas cuando el desastre sobrepasa las posibilidades de auxilio de un sistema sanitario local, o bien, cuando el sistema federal es excedido en sus posibilidades por heridos y muertos de guerra.

El establecimiento de planes para coordinar recursos médicos en desastres a nivel nacional puede identificarse con el sistema de Hospitales de Contingencias Civiles-Militares (CMCHS, por sus siglas en inglés), creado en los primeros años del decenio de 1980. Este sistema comprende el reclutamiento voluntario de hospitales civiles para ampliar la nómina de hospitales militares y de la Administración de Veteranos que atiende las bajas de guerra.

En un desastre natural, CMCHS sufre limitaciones porque se cuenta únicamente con camas para casos agudos. No obstante, dicho sistema ha promovido el interés en los preparativos de emergencias y la atención de víctimas, y ha servido como modelo para crear otra organización más importante, denominada Sistema Médico Nacional Contra desastres (NDMS por sus siglas en inglés).

El NDMS fue creado en respuesta a un decreto presidencial en 1981 para mejorar los preparativos contra desastres en Estados Unidos. Dicho sistema ha sido planeado para abarcar muy diversas contingencias desastres naturales y fácticas según la naturaleza del desastre, el número y tipo de víctimas y los niveles de recursos estatales y locales disponibles. De ser necesario, CMCHS puede pasar a formar parte de este plan de mayores proporciones.

El NDMS consta de tres grandes elementos:9

1. respuesta médica: brindar auxilio médico en el sitio del desastre
2. evacuación: trasladar a las víctimas de la calamidad hasta la instalación médica
3. atención médica: brindar asistencia definitiva a los hospitalizados

En caso de un gran desastre, los llamados Grupos de Asistencia Médica en Desastres (DMAT por sus siglas en inglés), de carácter multidisciplinario, se ocuparía de la respuesta médica, ya que están integrados por voluntarios en oficinas de instituciones médicas y sanitarias que se ocupan de tales tareas. El personal incluye voluntarios médicos, enfermeras, técnicos y otros profesionales, al igual que personal complementario como camilleros y encargados de preparación de alimentos. Dos tipos de grupos reciben adiestramiento para desempeñarse en:9

1. unidades de clasificación y transporte de víctimas

• mínimo de 103 personas como personal de base
• clasificación y transporte de víctimas
• preparación de las víctimas para transporte

2. unidades quirúrgicas móviles

• personal clave de 215 personas
• cirugía para lesiones de urgencia

Después de evacuación, que por lo común tiene lugar en aeroplanos militares, las víctimas pueden ser distribuidas a hospitales por medio de un centro coordinador. Se ha calcuado que 71 centros coordinadores quedarán establecidos en áreas metropolitanas a Estados Unidos. El sistema hospitalario está proyectado para contener 100,000 camas a nivel nacional.9

La formación de NDMS ha exigido la consideración de muchos aspectos, entre los cuales se cuentan las siguientes:10

• selección y expansión de área
• estrategias de coordinación de hospitales
• responsabilidades de grupos médicos y unidades móviles
• procedimientos médicos de evacuación
• reembolsos y responsabilidad legal
• instrucción y formación pública
• abastos y logística

Conforme continúa el desarrollo del NDMS, las enfermeras contarán con muchas oportunidades para participar en la planificación, ejercicios de adiestramiento y respuestas a desastres reales. Las organizaciones federales afiliadas al NDMS utilizan innumerables enfermeras; entre tales oficinas se cuentan el Departamento de Servicios de Salud y Humanos (HHS), el Servicio de Salud Pública (PHS), el Departamento de Defensa (DoD) y la Administración de Veteranos (VA). Las enfermeras comunitarias que pertenecen a ciertas áreas del NDMS pueden prestar sus servicios de manera voluntaria. A pesar de que el NDMS es extenso en sus enfoques multidisciplinarios y se representa por medio de un conjunto de oficiales y organizaciones, las enfemeras deben advertir que sólo complementa los planes y los recursos de su comunidad.

En Estados Unidos, varias asociaciones de enfermería profesional participan también en la creación de sistemas contra contingencias de desastres:10

• asociación de colegios de enfermería
• asociación de enfermeras anestesistas
• asociación de enfermeras
• enfermeras de departamentos de urgencias
• liga nacional de enfermería
• sociedad de administradores de servicios de enfermería

Recursos comunitarios contra desastres

Tradicionalmente, las organizaciones locales y estatales han intervenido directamente en los servicios contra desastres en Estados Unidos. La coordinación en este rubro ha estado bajo el control de las autoridades locales hasta que el gobernador declara el estado de emergencia. Es entonces que las oficinas estatales se encargan de las responsabilidades básicas.

Algunas organizaciones comunitarias, tanto establecidas como voluntarias, tienen vínculos nacionales o internacionales; por tal motivo, a veces piden auxilio y apoyo de las organizaciones mayores. Si el desastre excede los recursos de las organizaciones locales estatales, se puede pedir una declaración formal de emergencia a nivel nacional. Muchos otros grupos comunitarios constituyen recursos locales singulares, y suelen adaptar la forma de organizaciones establecidas o grupos de ciudadanos de auxilio en situaciones de urgencia. En este capitulo se han señalado en detalle las organizaciones mencionadas.

Los trabajadores comunitarios a menudo cuentan con experiencia en las labores multidisciplinarias. Por ejemplo, los departamentos de policía y bomberos, el personal médico de urgencias y las salas de urgencias de hospitales colaboran a diario para resolver casos aislados de este tipo. Las enfermeras deben estimular este tipo de relaciones, ya que pueden convertirse en norma en caso de un desastre de mayores proporciones.

Muchas comunidades estadounidenses cuentan con planes para un Centro de Operaciones de Emergencias (EOC, por sus siglas en inglés)." Los dirigentes de la comunidad se comunican con un sitio designado para poner en funcionamiento el centro en una situación de emergencia. Dicho centro suele hallarse dentro de alguna instalación gubernamental o edificio público, y cuenta con servicios de comunicación y planes de urgencia.

Como se muestra en la figura 13-1, los EOC coordinann y supervisan los principales servicios comunitarios prestados durante el desastre. Auxilia, además, en la coordinación de actividades de socorro, y representa una fuente de información para el público. Asimismo, se encarga de evaluar la magnitud y la trascendencia del desastre y brinda dirección centralizada para operaciones comunitarias de ayuda.

En las fases de emergencia de un desastre la enfermera puede participar en servicios médicos y asistenciales como los siguientes, agrupadas en tres grandes categorías:12

1. Atención médica

• sistema de prioridades de tratamiento
• identificación y registro de los heridos
• transporte de enfermos y heridos
• identificación de cadáveres y depósito de cuerpos

2. Salud y sanidad

• abasto y purificación de agua
• control de vectores y eliminación de desechos
• alimento sano y sin contaminar
• medicamentos para enfermos crónicos
• control y confinamiento de animales
• control de enfermedades infecciosas

3. Atención y alimentación a nivel masivo

• albergues y cocinas en escuelas
• distribución de cupones para alimentos
• abasto de alimentos

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish