Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
open this folder and view contents2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
open this folder and view contents3. Agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
close this folder5. Aspectos legales
View the document5.1 Protocolo de Ginebra de 1925
open this folder and view contents5.2 Convención sobre Armas Biológicas de 1972
close this folder5.3 Convención sobre Armas Químicas de 1993
View the document5.3.1 Obligaciones internacionales
View the document5.3.2 Implementación nacional
View the document5.4 Conclusiones
View the documentBibliografía
View the documentApéndice 5.1: Legislación para la implementación de la Convención sobre Armas Biológicas
View the documentApéndice 5.2: Legislación para la implementación de la Convención sobre Armas Químicas
View the documentBibliografía
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
open this folder and view contentsAnexo 1: Agentes químicos
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
open this folder and view contentsAnexo 4: Principios de protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 

5.3.1 Obligaciones internacionales

La CAQ prohíbe el desarrollo, la producción, la adquisición, el almacenamiento, la retención, la transferencia y el uso de armas químicas. También prohíbe a los Estados signatarios ayudar, alentar o inducir a cualquier otro para que se involucre en tales actividades. Como la CAB, la CAQ usa criterios de fines generales para definir su alcance5, de tal manera que los Estados signatarios tienen el derecho de emprender actividades que involucren productos químicos tóxicos con fines no prohibidos bajo la Convención. De forma similar, las disposiciones de la CAQ deben cumplirse de tal forma que no obstaculicen el desarrollo económico y tecnológico de los Estados signatarios.

5 El lenguaje que usa la CAQ para especificar las armas que cubre se cita y se discute en mayor detalle en la Sección 3.1.1 en las páginas 20 a 22.


La CAQ estipula que los Estados signatarios deben destruir totalmente las reservas existentes de armas químicas y las instalaciones relacionadas con la producción, localizadas en su territorio o bajo su jurisdicción o control dentro de los 10 o, en ciertas condiciones, 15 años posteriores a su entrada en vigor. Este proceso de destrucción debe completarse de tal forma que garantice la seguridad de la población y la protección del medio ambiente.

Finalmente, la CAQ establece un sistema internacional para verificar su cumplimiento. Éste descansa en varios tipos de técnicas y métodos de verificación que permiten la protección de la seguridad nacional. La OPCW opera estos instrumentos de verificación, que incluyen declaraciones de los Estados signatarios, inspecciones rutinarias así como medios para investigar las acusaciones de violaciones del tratado (verificación de provocaciones, por ejemplo). El principal elemento del sistema es la información de hechos obtenida por los procedimientos de verificación acordados en la Convención y que lleva a cabo independientemente el Secretariado Técnico de la OPCW, cuyo éxito depende de que la información recibida sea completa (5).

Aunque menos del 40% de los Estados signatarios se ven afectados directamente por el esquema de verificación rutinaria, todos los Estados signatarios participan de los beneficios de la seguridad conferida por la Convención. En consecuencia, se han previsto mecanismos para brindar ayuda a los Estados Miembro de la OPCW en caso de utilización o amenaza de uso de armas químicas (véase el Capítulo 6). Tal cooperación internacional se ha acordado entre la OPCW y las Naciones Unidas y se extenderá a otras organizaciones internacionales. Las medidas de cooperación previstas en la CAQ también se extenderán a la asesoría para la implementación de la Convención y en aquellas áreas en las cuales el Secretariado Técnico tiene considerable experiencia (6).

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish