Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
open this folder and view contents2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
open this folder and view contents3. Agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
open this folder and view contents5. Aspectos legales
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
close this folderAnexo 1: Agentes químicos
View the document1. Introducción
open this folder and view contents2. Productos químicos letales
close this folder3. Productos químicos incapacitantes
close this folder3.1 Incapacitantes
View the document3.1.1 Lisergida
View the document3.1.2 Agente BZ
open this folder and view contents3.2 Agentes hostigadores y otros irritantes
View the documentBibliografía
View the documentLecturas adicionales
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
open this folder and view contentsAnexo 4: Principios de protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 
3.1.1 Lisergida

También conocida como 9,10-didehidro-N,N-dietil-6-metil-ergolina-8-â-carboxamida (número de registro CAS 50 37 3), N,N-dietil-D-lisergamida o LSD, la lisergida es un sólido soluble en agua, que se funde aproximadamente a 198°C, que es incoloro, inodoro e insípido. Se puede diseminar como un contaminante en los alimentos o el agua o como un aerosol inhalable. Actúa sobre la vía de la 5-hidroxitriptamina o de la serotonina. Como agonista del receptor 5-HT2 - un receptor post-sináptico - sus efectos son de excitación, que originan una liberación de serotonina, la cual a su vez causa síntomas mentales y somáticos (47).

Fuentes

La lisergida es de uso extendido como droga ilegal.

Exposición

La lisergida es activa luego de su inhalación o después de la administración oral o intravenosa.

Los primeros síntomas de la exposición son generalmente somáticos e incluyen midriasis, mareos, debilidad, somnolencia, náuseas y parestesias. Se presentan unos pocos minutos después de la dosis por vía oral o por inhalación.

Se presenta alteración del estado mental a partir de dosis de tan sólo 25 µg. Luego de dosis orales de 0,5 a 2,0 µg/kg, se observan síntomas somáticos en unos pocos minutos, inclusive mareos y debilidad. En el rango de dosis de 1 a 16 µg/kg, la intensidad de los efectos psicofisiológicos es proporcional a la dosis. El LSD no es una sustancia adictiva. La dosis letal se estima cercana a 0,2 mg/kg (48).

Periodo de latencia y tiempo de recuperación

Se presenta ansiedad, inquietud, vómito y parestesias generales dentro de los 5 minutos después de la inhalación. Las distorsiones de la percepción comienzan 30 a 60 minutos después de la ingestión por vía oral. El efecto pico se presenta 3 a 5 horas después de la exposición y la recuperación se da usualmente dentro de las 12 horas siguientes. Los ataques de pánico son una de las consecuencias más graves de la exposición al LSD y usualmente duran menos de 24 horas, pero pueden degenerar en estados sicóticos prolongados. La sicosis tóxica por LSD puede durar de días a meses. Generalmente, se considera que la sicosis no es causada por el LSD, sino que constituye una exacerbación de una condición subyacente ya existente. En los humanos, el LSD tiene efectos durante cerca de 3 horas (48, 49).

La ansiedad, la fatiga, los ambientes oscuros o el uso de marihuana pueden precipitar flashbacks, los cuales pueden presentarse intermitentemente durante varios años después de la exposición a LSD.

Principales síntomas clínicos

Los ataques de pánico son el efecto adverso más común. Los efectos somáticos no son consistentes, generalmente son inconsecuentes e incluyen: midriasis; aumento de la frecuencia cardiaca, de la presión sanguínea y de los reflejos; parestesias; contracciones musculares espasmódicas; incoordinación; rubefacción y sudoración. Se puede presentar coma con dosis/exposiciones mayores. Se presentan distorsiones de la percepción, con alteraciones del sentido del color, forma y distancia. Son comunes las alucinaciones auditivas y visuales. Frecuentemente, la labilidad emocional es evidente y, a menudo, se desencadena por claves sensoriales.

Los efectos emocionales y del comportamiento del LSD son diferentes para cada individuo y están influenciados por el ambiente local. Se puede apreciar incremento de la exaltación en una situación de grupo como mayor animación, charla y euforia. En ambientes inusuales con gente poco familiar, el nerviosismo inicial bien puede llevar a la ansiedad.

El síndrome neuroléptico maligno conducente a hiperpirexia se ha registrado solamente en un caso y es posible, por consiguiente, que sea un evento raro.

Implicaciones a largo plazo

La evidencia de efectos teratogénicos y letales para el embrión en animales es equívoco, con efectos observados en algunos estudios pero no en otros. El LSD atraviesa la placenta y la distribución del producto químico es similar en la madre y en el feto. No hay evidencia de que el uso recreativo de LSD cause infertilidad en las mujeres.

Detección

Los métodos para la detección del LSD - generalmente desarrollados para muestras de drogas - incluyen cromatografía de gas en columna capilar (GC), cromatografía líquida de alto rendimiento (HPLC) y GC - MS. Existen técnicas de radioinmunoensayo para la detección de LSD en muestras de orina. Los límites de detección comienzan con apenas 5 pg/ml con GC - MS pero usualmente son mayores con otras técnicas (47, 50).

Principios de manejo médico

Se debe retirar a los pacientes de la fuente de exposición, evaluarlos, estabilizarlos y confortarlos.

Profilaxis/tratamiento

No existen antídotos específicos. Se deben controlar los signos vitales y revisar las vías aéreas y la circulación. Se deben evitar los constreñimientos, pero se debe tener cuidado para garantizar que los pacientes no se lesionen a sí mismos. Se les debe confortar y sedar con diazepam de ser necesario. Se debe evitar el lavado gástrico si la ingestión fue la vía probable de exposición, ya que es ineficaz en este caso (el LSD se absorbe rápidamente) y puede exacerbar las reacciones sicóticas. Para los ataques agudos de pánico, dar sentido de seguridad y apoyo y reducir los estímulos sensoriales son las mejores aproximaciones para el manejo. A los pacientes se les debe colocar en ambientes apacibles, preferiblemente con individuos amigos o familiares. La sedación con diazepam (5 - 10 mg i.v.) puede ser necesaria. Para las reacciones sicóticas agudas, el haloperidol es el agente neuroléptico más seguro (pero se debe usar únicamente si es esencial). No se deben usar fenotiacinas ya que pueden potenciar los efectos anticolinérgicos. Se debe evitar la clorpromazina, ya que puede causar colapso cardiovascular. Los flashbacks se deben tratar con psicoterapia y con medicamentos contra la ansiedad y neurolépticos (47).

Estabilidad/neutralización

El LSD es soluble en agua y se degrada con la luz ultravioleta de tal manera que es poco probable su permanencia en el ambiente.

Protección

Una máscara tipo militar brinda protección contra los aerosoles.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish