Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
open this folder and view contents2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
open this folder and view contents3. Agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
open this folder and view contents5. Aspectos legales
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
close this folderAnexo 1: Agentes químicos
View the document1. Introducción
open this folder and view contents2. Productos químicos letales
close this folder3. Productos químicos incapacitantes
open this folder and view contents3.1 Incapacitantes
close this folder3.2 Agentes hostigadores y otros irritantes
View the document3.2.1 Adamsite
View the document3.2.2 Agente CN
View the document3.2.3 Agente CS
View the document3.2.4 Agente CR
View the document3.2.5 Agente OC
View the documentBibliografía
View the documentLecturas adicionales
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
open this folder and view contentsAnexo 4: Principios de protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 
3.2.3 Agente CS

El CS es el 2-clorobenzalmalononitrilo (número de registro CAS 2698 41 1), también conocido como [(2-clorofenil)metilen]propanodinitrilo, o-clorobenzilideno malononitrilo y ââ-diciano-o-cloroestireno, es un compuesto sólido blanco, cristalino a temperatura ambiente. Es un lacrimógeno que se desarrolló inicialmente para reemplazar el CN para uso de la policía pero que posteriormente fue ampliamente utilizado en al campo de batalla. De acción más rápida que el CN, es intensamente irritante para los ojos y las membranas mucosas de la nariz y el tracto respiratorio superior. También es un irritante general de la piel. Para uso de la policía, se puede diseminar como un aerosol generado pirotécnicamente, como una nube de polvo o, en solución, como un aerosol líquido. En los mecanismos de rociador, los solventes transportadores en uso incluyen el cloruro de metileno, la acetona y la metil isobutil cetona, mientras que los propulsores incluyen el nitrógeno, el dióxido de carbono y el butano (66).

Fuentes

El CS se encuentra ampliamente disponible comercialmente como un agente para controlar disturbios.

Exposición

Se presenta irritación de la nariz, la garganta y el tracto respiratorio superior después de la inhalación y de la piel por el contacto directo. El contacto directo en los ojos a bajas concentraciones causa irritación intensa de los ojos y abundantes lágrimas.

La irritación de los ojos y del tracto respiratorio es apenas detectable en 50% de las personas después de 1 minuto de exposición a 0,004 y 0023 mg/m3, respectivamente. El hostigamiento es acentuado a concentraciones de 4 mg/m3 y los ojos y el tracto respiratorio se afectan casi inmediatamente (62). Como irritante sensorial periférico, el CS es cerca de 10 veces más potente que el

CN. Los estimados de la dosis letal media para humanos, con base en las extrapolaciones de los datos en animales, son inciertas y se encuentran en el rango de 25.000 a 150.000 mg.min/m3. El tamaño de las partículas y el método de dispersión afectan la toxicidad en el pulmón. Las concentraciones letales causan daño pulmonar que lleva a asfixia y falla circulatoria o a bronconeumonía secundaria y daños en el tracto respiratorio.

Periodo de latencia y tiempo de recuperación

Los síntomas oculares y del tracto respiratorio se presentan muy rápidamente a concentraciones de hostigamiento de 4 mg/m3. La recuperación es generalmente completa 30 minutos después de que cesa la exposición, pero algunos signos pueden persistir por más tiempo. Los tiempos aproximados de recuperación de se mencionan a continuación: agudeza visual (unos pocos minutos); incomodidad torácica (5 minutos); tos y dificultad respiratoria (10 minutos); lagrimeo (hasta por 15 minutos); salivación (15 minutos); sensaciones cutáneas (15 minutos); inyección de la conjuntiva y sensación subjetiva de irritación ocular (25 - 30 minutos); eritema de los bordes palpebrales (1 hora) (62).

Las soluciones de CS causan irritación de la piel, a menudo como una respuesta de dos fases, con un eritema inicial que se presenta en unos pocos minutos y permanece por cerca de una hora, seguido unas 2 horas después de un eritema retardado que persiste por 24 a 72 horas. Sin embargo, el inicio del eritema retardado puede darse hasta 12 horas a 3 días después de la exposición, con vesículas, ampollas y costras que aparecen en la piel (67). La recuperación de la piel de este daño más grave puede tomar semanas.

Principales signos clínicos

Ardor y sensación de quemadura en los ojos, lagrimeo, rinorrea, salivación, blefaroespasmo, inyección de la conjuntiva, estornudos y tos que se desarrollan rápidamente a concentraciones de hostigamiento. El tórax se puede sentir adolorido y apretado y algunos individuos pueden aguantar la respiración voluntariamente. La piel expuesta, en particular en las áreas húmedas, comienza a arder y a sentirse quemada después de unos pocos minutos, y le sigue el eritema. Algunos individuos pueden sentir náuseas y vómitos.

Cuando se disemina el CS en un solvente transportador, la exposición a este último puede algunas veces complicar aún más el cuadro clínico. Es posible que se deposite más CS en la piel y en los ojos con este procedimiento y tanto la irritación de los ojos como de la piel serán más persistentes (63, 67).

Es común la aprensión, y la exposición a aerosoles de CS puede causar un aumento transitorio de la presión sanguínea y de la frecuencia cardiaca (68).

Es poco probable el daño ocular, excepto por la inyección temporal de la conjuntiva.

La exposición al CS se asocia con dermatitis primaria y alérgica de contacto, mientras que el síndrome de disfunción reactiva de las vías aéreas (RADS) es un riesgo posterior a la exposición a altas concentraciones (69). Los síntomas asmáticos se pueden presentar en individuos susceptibles. Los bronquíticos crónicos pueden sufrir de bronquitis aguda y bronconeumonía sobreagregadas.

No se han registrado muertes certificadas por el CS. Las muertes posteriores al uso de CS se han presentado en custodia de la policía y el papel del CS en esas muertes es una causa de preocupación. Se necesitarían altas concentraciones de CS en espacios reducidos en un periodo prolongado de tiempo para alcanzar dosis letales. Bajo estas condiciones, se puede presentar daño pulmonar que lleve a la asfixia y a la falla circulatoria.

El CS es un agente alquilante con potencial cianogénico. Sufre un metabolismo por pasos a tiocianato, parte del cual es luego metabolizado a cianuro. Cualquier efecto letal del agente estaría mediado por las propiedades alquilantes y por el potencial cianogénico. Sin embargo, a concentraciones de hostigamiento, la producción de cianuro sería excesivamente pequeña y sin ninguna importancia clínica.

Implicaciones en la salud a largo plazo

El CS es mutagénico en algunos sistemas in vitro. Sin embargo, no se ha demostrado que cause mutaciones in vivo después de la administración a animales de prueba. No existe evidencia de que el CS sea carcinogénico y los estudios a 2 años en ratas y ratones no suministraron ninguna evidencia de carcinogenicidad. La evidencia disponible también indica que el CS no es letal para los embriones ni teratogénico.

Detección

Los síntomas son la primera indicación dada la baja presión de vapor. La confirmación por laboratorio (también en laboratorios móviles de campo) es por medio de GC - MS. Los métodos de GC y HPLC también se encuentran disponibles para CS y sus metabolitos (61).

Principios de manejo médico

Se debe retirar al paciente de la fuente de exposición. Los vestidos y los zapatos pueden estar contaminados y deben ser removidos con cuidado para evitar que el polvo se esparza en el aire. El CS administrado en un spray con un solvente se puede convertir en un aerosol después de la evaporación del solvente y la abrasión de las partículas de CS.

Profilaxis/tratamiento

El tratamiento dependerá de la vía en que se administre el CS. Si se dispersa como un polvillo fino, es preferible mantenerlo seco y retirarlo del individuo soplando tanto como sea posible con el uso, por ejemplo, de un secador de pelo.

La administración en spray con un solvente resultará en exposición al CS y al solvente. Se recomienda, entonces, la irrigación de las áreas afectadas con agua tibia, por lo menos durante 15 minutos. Cualquier partícula depositada en los ojos después de la evaporación del solvente debe lavarse con cantidades abundantes de agua tibia durante 15 minutos o más. El contacto breve con agua hidroliza el CS y puede agravar los síntomas de quemadura. Se puede usar agua y jabón para lavar la piel, pero debe ser seguida de irrigación con agua tibia durante 15 minutos. El CS se disuelve rápidamente en una solución de metabisulfito de sodio y tales soluciones se pueden usar para remover las partículas sólidas del irritante. Las soluciones de metabisulfito de sodio liberan dióxido de azufre que puede ser peligroso para los asmáticos (70).

Las soluciones salinas o débiles de ácido bórico pueden aliviar los síntomas oculares y las lociones calmantes como la calamina se pueden usar sobre la piel lesionada. Los apósitos húmedos que permiten que haya evaporación (es decir, no tienen una base de plástico), pueden calmar la piel. Los apósitos se deben cambiar cada 2 a 3 horas (29). Cualquier infección de la piel se debe tratar con antibióticos. Se deben revisar las vías aéreas y animar a los pacientes.

Estabilidad en el ambiente/descontaminación/neutralización

Existen formulaciones de CS que incrementan su permanencia en el ambiente. Se han desarrollado dos formulaciones en polvo hidrofóbicas y anti-aglomerativas, CS1 y CS2, para estallidos explosivos o máquinas de niebla. El CS1 contiene aerogel de sílica hidrofóbico al 5% y persiste cerca de 2 semanas bajo condiciones normales de clima. El CS2, una forma siliconizada de CS1, tiene mayor resistencia al clima y puede permanecer activo hasta por 48 días. Debido a su persistencia, es posible que estas dos formas de CS se usen únicamente en un contexto militar (62).

El polvo de CS utilizado para controlar disturbios y el polvo derivado de él se puede asentar en el piso y permanecer activo por 5 días. Trazas de CS pueden permanecer por un tiempo mayor que éste.

Los datos disponibles son insuficientes para estimar la biodegradación en el suelo. Puede presentarse lixiviación, pero si el CS se disuelve en agua, la hidrólisis es rápida y el agente se degradará antes de que suceda la lixiviación.

El tamaño de las partículas y el área de la superficie afectan la velocidad de la dilución en agua y el CS puede flotar y desplazarse a considerables distancias antes de que se disuelva. Su vida media en agua marina es de 281,7 minutos y de 14,5 minutos a 0°C y 25°C, respectivamente.

A 25°C, el CS tiene una vida media atmosférica cercana a 4,9 días.

Cuando se calienta, el CS produce cloruro de hidrógeno, óxidos de nitrógeno y cianuro.

Para desecharlo se deben barrer las partículas con un material inflamable (por ejemplo, papel o cartón) o disolverlas en un solvente orgánico (como el alcohol) antes de quemarlas en una cámara de combustión adecuada o en un área bien ventilada. Los derrames se pueden descontaminar al lavarlos con hidróxido de sodio al 5% en una mezcla de alcohol etílico 1:1 (o de alcohol isopropílico)/agua, dejándolos por 20 minutos y lavándolos con abundante con agua.

Protección

Se debe usar un respirador apropiado con filtro de carbón o una máscara para gases tipo militar. Pueden necesitarse trajes protectores para evitar el contacto con la piel cuando se estén barriendo derrames.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish