Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
open this folder and view contents2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
open this folder and view contents3. Agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
open this folder and view contents5. Aspectos legales
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
open this folder and view contentsAnexo 1: Agentes químicos
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
close this folderAnexo 4: Principios de protección
View the document1. Introducción
close this folder2. Manejo de la reducción del riesgo
View the document2.1 Controles administrativos
View the document2.2 Controles de ingeniería
View the document2.3 Protección física
open this folder and view contents3. Protección individual
open this folder and view contents4. Protección colectiva
open this folder and view contentsApéndice A 4.1: Problemas relacionados con la protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 

2.3 Protección física

Cuando se usa la protección física no se contiene el peligro, como es el caso de los controles de ingeniería, ni se mantiene al personal alejado del peligro, como sucede en las medidas administrativas. Como se explica en el Apéndice A4.1 más adelante, la protección también puede causar peligros por sí misma. Por estas y otras razones, la protección es el método menos deseado para el control de riesgos. Aunque la protección es primordialmente una medida complementaria, puede algunas veces ser el único método practicable. Cuando es necesario depender de la protección física, el objetivo debe ser limitar el número de personas expuestas y exponerlas a la concentración de contaminante más baja posible por el mínimo de tiempo posible. El nivel de protección seleccionado debe ser apropiado para el grado y el tipo de peligro. No siempre es necesario usar protección completa, es decir, el solo respirador puede ser suficiente para protegerse contra una sustancia volátil que no lesiona la piel ni se absorbe a través de ella. La protección se puede lograr por:

1. Protección individual.
2. Protección colectiva.


La protección individual cubre todos los tipos de equipo usados por individuos para reducir la posibilidad de inhalación o exposición cutánea a armas químicas o biológicas (por ejemplo, respiradores y trajes protectores). La protección colectiva es de hecho una forma especial de control de ingeniería, que reduce el riesgo de exposición para un grupo de individuos sin contener el peligro, por ejemplo, en edificios, centros de comando, refugios y vehículos ventilados con filtros. Cuando sea posible, se prefiere la protección colectiva a la protección individual, puesto que no causa los problemas normalmente asociados con la protección individual.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish