Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
open this folder and view contents2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
open this folder and view contents3. Agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
open this folder and view contents5. Aspectos legales
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
open this folder and view contentsAnexo 1: Agentes químicos
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
open this folder and view contentsAnexo 4: Principios de protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 

Prólogo

El mensaje que contiene esta publicación es claro: los países necesitan un sistema de salud pública que pueda responder a la liberación intencional de agentes químicos y biológicos. A pesar de lo lamentable que pueda ser este mensaje, el uso de gases venenosos en la guerra Irán - Irak de la década de 1980, los incidentes recientes con ántrax en los Estados Unidos y el ataque, seis años antes, con el agente nervioso sarín en el metro de Tokio ilustran el porqué es necesario prepararse.

Al reconocer esta necesidad, la Asamblea Mundial de la Salud en su quincuagésima quinta reunión, realizada en mayo de 2002, adoptó la resolución WHA55.16, en la cual se hace un llamado a los Estados Miembro para que "consideren cualquier uso deliberado, inclusive local, de agentes biológicos y químicos y ataques radionucleares también como una amenaza global a la salud pública y respondan ante tal amenaza en otros países compartiendo la experiencia, los insumos y los recursos para poder contener rápidamente el evento y mitigar sus efectos." Este es tan sólo el primer paso. Se ha identificado la necesidad. Lo que se requiere ahora son los procedimientos para satisfacerla, con los recursos adecuados.

Este manual describe esos procedimientos. Escrito 30 años después de que la OMS publicó su primer informe sobre el tema, el nuevo volumen no podía aparecer más oportunamente. Las lecciones aprendidas sobre las consecuencias del uso deliberado de agentes químicos y biológicos en varias guerras y otros crímenes sirven de fundamento para estas recomendaciones.

La importancia de usar los sistemas existentes para proteger la salud pública y de fortalecerlos cuando se estime apropiado es un tema constante en toda la obra. Por ejemplo, una mejor vigilancia epidemiológica de las enfermedades a nivel local, nacional e internacional proporcionará una forma más segura de detectar y responder a los brotes inusuales de enfermedades que un sistema orientado únicamente a detectar la liberación intencional de posibles agentes de la guerra biológica. Principios similares se aplican en la provisión del cuidado en salud, el suministro de agua potable y la protección del abastecimiento de alimentos.

Para los responsables de la protección de la salud del público y que hoy también deben preocuparse del uso deliberado de agentes biológicos y químicos para la guerra, este manual será invaluable. Como Director Ejecutivo de Enfermedades Contagiosas de la OMS me alegra ser parte del esfuerzo de esta publicación y brindar todo mi apoyo a sus recomendaciones.

Dr. David L. Heymann
Director Ejecutivo, Enfermedades Contagiosas

 

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish