Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
close this folder2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
View the document2.1 Antecedentes
View the document2.2 Avances tecnológicos
View the document2.3 Avances científicos
View the document2.4 Evaluación preliminar de la amenaza
View the documentBibliografía
open this folder and view contents3. Agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
open this folder and view contents5. Aspectos legales
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
open this folder and view contentsAnexo 1: Agentes químicos
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
open this folder and view contentsAnexo 4: Principios de protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 

2.3 Avances científicos

El cambio tecnológico en la guerra biológica y química es el resultado de diversos factores como la competencia entre el arma y la protección contra ella y, también, de los nuevos requisitos del usuario a raíz de los cambios en la doctrina militar. Aunque de manera menos evidente, el cambio tecnológico también ha sido impulsado por los avances en las ciencias básicas en los que se fundamenta la tecnología. En la actualidad, el nuevo conocimiento en el campo de las ciencias de la vida se acumula tan rápidamente que ya son posibles cambios importantes en la naturaleza, la accesibilidad y la eficacia de las armas biológicas y químicas. La preocupación aumenta ante ciertas tecnologías no militares que surgen de la nueva ciencia y se difunden alrededor del mundo, ya que algunas de ellas, sobretodo la biotecnología, pueden tener un uso dual, es decir, también pueden servir para la guerra biológica y química. Es posible que a medida que retroceden los viejos imperativos armamentistas de la Guerra Fría, la amenaza de hecho no disminuya, pero también es infortunadamente cierto que la dualidad de la que hablamos hace que la amenaza parezca más grande.

El advenimiento de la ingeniería genética ofrece oportunidades para el mejoramiento de la salud humana y de la nutrición, aunque en principio también podría usarse para producir agentes biológicos y toxinas novedosas y quizás más agresivas en comparación con aquéllas utilizadas en programas anteriores de armas. La capacidad para modificar más o menos a voluntad las propiedades genéticas de los organismos vivos podría permitir la inserción de nuevas características hereditarias en microorganismos, las cuales los harían más resistentes a las defensas disponibles, más virulentos o patógenos (10), mejor armados para resistir el estrés de un ambiente extremo o más difíciles de detectar con las pruebas de rutina. Al hacerlo, la experiencia muestra que es posible que se pierdan otras características necesarias del microorganismo, aunque quizás no sea así invariablemente.

La ingeniería genética también ofrece la posibilidad de hacer accesibles sustancias tóxicas de las cuales hasta el momento se disponía en cantidades muy pequeñas para su uso con fines hostiles. Por ejemplo, el hecho de que la tecnología recombinante se haya utilizado para insertar en microorganismos genes con un determinado número de toxinas no microbianas, que conducen a la expresión de toxinas, acerca la posibilidad de producirlas en gran escala.

Existen otras posibilidades agresivas, por ejemplo, se pueden desarrollar armas que causen daño en las poblaciones humanas por disrupción de las vías de señalización celular o por la modificación de la acción de genes específicos.

Dado el amplio rango y la variedad de los patógenos presentes en la naturaleza, no es evidente a primera vista porqué un programa de armas debiera desarrollarse a partir de un organismo modificado. No es siempre cierto tampoco que las nuevas biotecnologías necesariamente favorezcan la ofensiva y no la defensa. La vulnerabilidad a los agentes biológicos existe principalmente debido a la incapacidad actual para detectar a tiempo su presencia con el fin de protegerse adecuadamente. Los métodos de detección rápida basados en técnicas moleculares modernas se están desarrollando, aunque no está claro aún cuán sensibles, universales, rápidos y exactos puedan ser. Más aún, la necesidad de detectar ciertos agentes a concentraciones excesivamente bajas continúa imponiendo un requisito enorme de muestras de aire, aun cuando se utilice la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) u otros métodos de amplificación. Otras nuevas biotecnologías están transformando el desarrollo de vacunas y terapias, mientras que otras prometen alternativas inespecíficas a las vacunas. Un ejemplo que se debe mencionar aquí es el énfasis reciente para bloquear las vías patógenas que son comunes a muchos agentes infecciosos, como la producción exagerada de citocinas. Tales medidas pueden llegar a ser más importantes contra las infecciones naturales y las causadas intencionalmente porque son genéricas más que específicas para un patógeno en particular y porque es menos probable que los patógenos puedan evadirlas por medio de la mutación natural o artificial.

Aún así, en general quedan pocas dudas de que la difusión de la biotecnología avanzada y el acceso a la información en este campo ofrezca nuevas herramientas a cualquier país o grupo hostil que pretenda desarrollar un arma biológica (11 - 19).

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish