Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookRespuesta de la Salud Pública a las Armas Biológicas y Químicas - Guía de la WHO - Segunda Edición (OPS; 2003; 302 paginas) [EN] [RU] View the PDF document
View the documentPrefacio a la edición en español
View the documentPrólogo
View the documentAgradecimientos
View the documentResumen ejecutivo
View the documentAbreviaturas y acrónimos
View the documentLista de colaboradores
open this folder and view contents1. Introducción
open this folder and view contents2. Evaluación de la amenaza a la salud pública
close this folder3. Agentes biológicos y químicos
close this folder3.1 Grupo representativo de agentes
View the document3.1.1 Alcance de los tratados internacionales
View the document3.1.2 Experiencia histórica
View the document3.2 Diseminación de los agentes biológicos y químicos
open this folder and view contents3.3 Vías de exposición
View the document3.4 Características de los agentes biológicos
View the document3.5 Características de los agentes químicos
open this folder and view contents3.6 Consecuencias del uso de armas biológicas o químicas
View the document3.7 Evaluación y conclusiones
View the documentBibliografía
open this folder and view contents4. Preparación y respuesta en salud pública
open this folder and view contents5. Aspectos legales
open this folder and view contents6. Fuentes internacionales de asistencia
open this folder and view contentsAnexo 1: Agentes químicos
open this folder and view contentsAnexo 2: Toxinas
open this folder and view contentsAnexo 3: Agentes biológicos
open this folder and view contentsAnexo 4: Principios de protección
open this folder and view contentsAnexo 5: Precauciones contra el sabotaje de agua potable, alimentos y otros productos
open this folder and view contentsAnexo 6: Fuentes de información
View the documentAnexo 7: Afiliación de los estados miembro de la OMS a los tratados internacionales sobre armas químicas y biológicas
View the documentCubierta Posterior
 

3.1 Grupo representativo de agentes

Las armas biológicas y químicas se han descrito como la "bomba atómica de los pobres", lo cual transmite la impresión errónea de facilidad en su preparación y utilización. No es suficiente que los agentes biológicos y químicos sean altamente infecciosos o tóxicos. Para seleccionar un agente como posible arma, éste debe tener características capaces de compensar las limitaciones técnicas que de otra manera le restan atractivos para los usuarios, tales como las limitaciones técnicas que se describen en el Capítulo 2. Así pues, el agente debe ser lo suficientemente estable para resistir su degradación durante la manipulación y el almacenamiento y durante los procesos de transferencia de energía implícitos en la mayoría de escenarios de diseminación. Una vez liberado, el agente debe mantenerse en dosis que sean infecciosas o tóxicas en un área predecible. Su producción también debe ser relativamente sencilla a partir de compuestos precursores de fácil consecución o de microorganismos que se encuentren en forma natural o que hayan sido modificados genéticamente. Según el agente de que se trate, una vez producido y ulteriormente procesado y formulado, se debe empacar en los dispositivos de diseminación o prepararlo para hacerlo, además de almacenarlo sin riesgo innecesario para quien lo manipule. Si un agente no es lo suficientemente estable cuando se almacena, existen ciertos medios como el uso de municiones "binarias" que se cargan no con el agente tóxico, sino con contenedores separados de los precursores, los cuales se adaptan para que se mezclen y generen el agente ya sea justo antes o durante el lanzamiento del arma, como en el caso de algunos productos químicos. Para los agentes biológicos, en los anteriores programas militares ofensivos, se ha preferido una base de producción "tibia" en vez de confiarse en reservas grandes.

Aunque se han investigado miles de compuestos químicos tóxicos y cientos de microorganismos patógenos por su utilidad potencial como armas militares, relativamente pocos han sido capaces de satisfacer los requisitos militares y aún menos se han convertido en armas y se han usado en realidad. La tarea que enfrentan las autoridades de salud pública para la identificación de un grupo representativo de agentes contra los cuales deben prepararse podría considerarse, por tanto, como relativamente sencilla. Sin embargo, la liberación intencional de agentes puede incluir ataques por parte de entidades no estatales cuyos principios de selección podrían diferir de los militares. Por ejemplo, la accesibilidad, y no la agresividad y estabilidad total en almacenamiento, podría ser el criterio dominante en su selección del agente. Los tipos de impacto buscados también podrían diferir de los preferibles en operaciones militares directas. En otras palabras, el orden de jerarquía con que las autoridades de salud pública evalúan las diferentes amenazas de los agentes (por ejemplo, 1) puede no ser el mismo de las autoridades militares. En el presente estudio, el grupo representativo se ha recopilado restringiendo progresivamente los criterios de selección: en primer lugar, las amplias definiciones de agentes biológicos y químicos planteadas en los tratados; en segundo lugar, las listas de agentes que se han negociado para facilitar la implementación de tratados o, en el caso de la CAB, las que de allí se desprenden; en tercer lugar, la información autorizada disponible públicamente acerca de los agentes que pueden utilizarse como armas o que se han almacenados en épocas recientes; en cuarto lugar, los agentes conocidos que se han utilizado como armas, y, finalmente, las consideraciones relacionadas con entidades no estatales. Este proceso de selección se describe a continuación.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish