Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookSerie Salud Ambiental y Desastres, No. 1 - Gestión de Residuos Sólidos en Situaciones de Desastre (OPS; 2003; 103 paginas) View the PDF document
View the documentReconocimientos
View the documentPrefacio
View the documentCapítulo 1. Introducción
open this folder and view contentsCapítulo 2. Manejo de residuos sólidos
open this folder and view contentsCapítulo 3. Aspectos de gestión para el manejo de residuos sólidos en situaciones de desastre
open this folder and view contentsCapítulo 4. Manejo de residuos sólidos domésticos después de un desastre natural
open this folder and view contentsCapítulo 5. Manejo de escombros y restos de demolición
open this folder and view contentsCapítulo 6. Manejo de residuos sólidos peligrosos en situaciones de desastre
open this folder and view contentsCapítulo 7. Aspectos complementarios
close this folderAnexos
View the documentAnexo A. Manejo de cadáveres después de un desastre natural
View the documentAnexo B. Ejemplos de métodos para el cálculo de generación de escombros después de un desastre natural
View the documentAnexo C. Estudio de caso: terremoto de armenia, Colombia*
View the documentAnexo D. Estudio de caso: erupción del volcán Reventador, Ecuador*
View the documentAnexo E. Estudio de caso: aludes torrenciales en la costa central de Venezuela*
View the documentAnexo F. Estudio de caso: incendio forestal de Oakland*
View the documentAnexo G. Estudio de caso: las inundaciones del Midwest de Estados Unidos*
View the documentAnexo H. Esquemas de alternativas para el reciclaje de residuos de construcción y demolición
View the documentAnexo I. Modelos de formatos
View the documentAnexo J. Selección de páginas web sobre desastres
View the documentGlosario
View the documentBibliografía
View the documentCubierta Posterior
 

Anexo D. Estudio de caso: erupción del volcán Reventador, Ecuador*

* Autor: Ing. Francisco de la Torre.


Antecedentes

El volcán Reventador, ubicado a 100 kilómetros al noreste de la ciudad de Quito, erupcionó el 3 de noviembre de 2002, y arrojó una nube de ceniza, gases y vapor que alcanzó una altura de 15 kilómetros.

Según los datos proporcionados por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, la erupción del volcán Reventador emitió 1.000.000 de toneladas de ceniza a la atmósfera (tres veces más de lo que arrojó el volcán Pichincha en 1999).

La ceniza, compuesta de un material muy fino, que afecta las vías respiratorias, alcanzó el día de la erupción 10.000 µg/cm3 (microgramos por centímetro cúbico); a los dos días, bajó a 650 µg/m3. Se estimaron de 2 a 3 mm en promedio de ceniza acumulada en las vías, plazas, parques y cubiertas de las casas.

En el área rural fueron afectadas más de 250.000 cabezas de ganado, principalmente porque los pastos se cubrieron de ceniza, así como los cultivos. También se observaron daños en los cultivos de flores, principalmente porque se destruyó la infraestructura de los invernaderos por el peso excesivo de ceniza sobre ellos.


Erupción del volcán Reventador.

Los hospitales atendieron problemas respiratorios de asfixia atribuidos a la caída de ceniza, y casos de irritación de la piel. También hubo politraumatismos por caídas durante la limpieza de las cubiertas, e incluso un fallecimiento por esta causa.


Figura D.1 Ubicación del volcán Reventador con relación a la ciudad de Quito y su área de influencia

Las vías de comunicación se vieron afectadas, principalmente el aeropuerto, que estuvo cerrado por 8 días, por el gran volumen de ceniza que se tuvo que barrer y recolectar. Las calles estaban llenas de ceniza y tuvo que limitarse la velocidad de tránsito a 20 km/hora para evitar que la ceniza fina se levantara por el paso de los vehículos.


Como medida de protección, se requirió el uso de mascarillas y gafas.

OPS/OMS, R. Pérez, 2002


Procesos de limpieza

Se dio alta prioridad a la limpieza del aeropuerto y de las vías públicas, donde la polvareda impedía la visibilidad. La limpieza de la ceniza demandó gran cantidad de mano de obra, debido al espesor de la capa de ceniza, que, además, al humedecerse, aumentaba su peso significativamente y formaba un lodo pastoso con alta cohesión, lo que dificultaba la limpieza. Las herramientas utilizadas fueron principalmente escobas, palas y fundas, y un equipo de recolección consistente en camiones de volteo (volquetes) y cargadoras.


Proceso de limpieza de aviones; el aeropuerto estuvo cerrado seis días.

La participación de la comunidad fue fundamental para las tareas de limpieza. La municipalidad organizó el Día de la Limpieza, denominado minga en el Ecuador. Cada habitante debía limpiar el frente de su domicilio y almacenar la ceniza en fundas plásticas de no más de 30 cm de lado, puesto que envases mayores resultaban muy pesados para el personal de recolección.

Las mingas tuvieron el apoyo de empresas privadas, que destinaron a su personal (y a personal contratado) a barrer áreas públicas. Igualmente, se buscó el apoyo de otras instituciones del gobierno; uno de los más grandes aportes en la recolección de la ceniza fue el ejecutado por el ejército.

Una evaluación de los resultados de las jornadas de limpieza determinó que se recolectaron más de 1.200 toneladas de ceniza por día, con un costo de 15.000 dólares diarios en alquiler de volquetes.


Se contrató 800 personas para la limpieza del aeropuerto. Después de que se levantó la capa de ceniza manualmente se realizó un barrido final con barredoras mecánicas.

Los reservorios de agua potable fueron cubiertos para evitar su contaminación con ceniza. La Empresa Metropolitana de Agua Potable y Alcantarillado de Quito (EMAAP-Q) determinó que el único efecto de la ceniza en el agua fue el aumento de la turbiedad previa al tratamiento y que el aumento de la acidez fue mínimo.

Las lluvias que ocurrieron a los pocos días del evento arrastraron ceniza a los sumideros y generaron el riesgo de que se produzca un taponamiento en la red de alcantarillado por la acumulación de la ceniza. Por esta razón la EMAAP-Q contrató a 18 empresas con 360 obreros para la limpieza de estos conductos.

El lavado de los vehículos se incrementó, así como el reemplazo de los filtros de aire por la acumulación de ceniza.


Ciudadanos realizan la limpieza de la ceniza.

OPS/OMS, R. Pérez, 2002


La comunicación con los pobladores y la diseminación de información fueron fundamentales para lograr resultados positivos en la coordinación de las labores de limpieza. Fue importante la información sobre la protección personal, el uso de herramientas adecuadas de limpieza, formas de almacenamiento de la ceniza y protección frente a los riesgos, fundamentalmente en la limpieza de las cubiertas.


Personal municipal que realizó la limpieza de las vías y del carril del trolebús. Obsérvese el equipo de recolección constituido por una cargadora.

La municipalidad fijó tres sitios para la disposición de la ceniza en la ciudad, sobre la base de la programación realizada en 1999 para la emergencia del volcán Pichincha35, información que fue difundida entre toda la población. Sin embargo, en las zonas periféricas del Distrito Metropolitano de Quito, se depositó ceniza en sitios no autorizados, como terrenos baldíos y quebradas. Complementariamente, como apoyo a los sectores afectados, los agricultores de la zona de la costa ecuatoriana propusieron el intercambio de bananos por ceniza para utilizarla como abono complementario y para el control de plagas. Por medio de este proceso de intercambio, se llegaron a transportar alrededor de 300 toneladas de ceniza, lo que constituye un buen ejemplo de reciclaje de los residuos sólidos generados en una situación de desastre.

35 Cartilla de EMASEO. Operativo de Emergencia del Volcán Pichincha. Setiembre de 1999.


Figura D.2
Información sobre el procedimiento de limpieza de cubiertas con el fin de evitar accidentes.


Los pobladores temían que las cubiertas colapsaran por el peso excesivo de la ceniza.

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish