Home page  |  About this library  |  Help  |  Clear       English  |  French  |  Spanish  
Expand Document
Expand Chapter
Full TOC
Preferences
to previous section to next section

close this bookSerie Salud Ambiental y Desastres, No. 1 - Gestión de Residuos Sólidos en Situaciones de Desastre (OPS; 2003; 103 paginas) View the PDF document
View the documentReconocimientos
View the documentPrefacio
View the documentCapítulo 1. Introducción
open this folder and view contentsCapítulo 2. Manejo de residuos sólidos
open this folder and view contentsCapítulo 3. Aspectos de gestión para el manejo de residuos sólidos en situaciones de desastre
open this folder and view contentsCapítulo 4. Manejo de residuos sólidos domésticos después de un desastre natural
open this folder and view contentsCapítulo 5. Manejo de escombros y restos de demolición
open this folder and view contentsCapítulo 6. Manejo de residuos sólidos peligrosos en situaciones de desastre
open this folder and view contentsCapítulo 7. Aspectos complementarios
close this folderAnexos
View the documentAnexo A. Manejo de cadáveres después de un desastre natural
View the documentAnexo B. Ejemplos de métodos para el cálculo de generación de escombros después de un desastre natural
View the documentAnexo C. Estudio de caso: terremoto de armenia, Colombia*
View the documentAnexo D. Estudio de caso: erupción del volcán Reventador, Ecuador*
View the documentAnexo E. Estudio de caso: aludes torrenciales en la costa central de Venezuela*
View the documentAnexo F. Estudio de caso: incendio forestal de Oakland*
View the documentAnexo G. Estudio de caso: las inundaciones del Midwest de Estados Unidos*
View the documentAnexo H. Esquemas de alternativas para el reciclaje de residuos de construcción y demolición
View the documentAnexo I. Modelos de formatos
View the documentAnexo J. Selección de páginas web sobre desastres
View the documentGlosario
View the documentBibliografía
View the documentCubierta Posterior
 

Anexo E. Estudio de caso: aludes torrenciales en la costa central de Venezuela*

* Autora: Rebeca Sánchez, Venezuela, 2003.


Objetivo

Presentar un resumen de la información disponible sobre las consecuencias de los aludes torrenciales producidos en la costa central de Venezuela en 1999 en el manejo de los residuos sólidos.

Desarrollo

A partir de la documentación relacionada con el mencionado evento y la información obtenida a través de consultas con representantes de la empresa de servicios de residuos sólidos en el Estado Vargas, Venezuela - una de las zonas más afectadas, que es el objeto de esta presentación - se tratan los siguientes aspectos:

• aspectos generales;
• consecuencias del evento;
• actividades realizadas para atender el manejo de residuos sólidos, y
• otras actividades.


El evento. Según los datos reportados por el Servicio de Meteorología de la Fuerza Aérea Venezolana (SEMETRAV), en el período transcurrido entre el primero y el 18 de diciembre de 1999, se generaron precipitaciones anormales y recurrentes sobre extensas áreas de la costa noroccidental y central de Venezuela; parte de ellas se establecieron sobre la cordillera de la costa. En la estación de Maiquetía se registró un total acumulado de 1204 mm de precipitación.

Las precipitaciones de esos días, de naturaleza estacionaria, cayeron sobre terrenos saturados, lo cual desencadenó deslizamientos y derrumbes en múltiples cuencas de la cordillera de la costa, predominantemente en el flanco norte. Las fuertes pendientes que caracterizan buena parte de dicha cuenca favorecieron el arrastre de grandes masas de sedimentos. La amplitud y duración de las precipitaciones se extendieron a zonas importantes de 9 de los 24 estados de Venezuela.

Cuadro E.1
Algunas consecuencias del evento en el Estado Vargas

Sector

Consecuencias

Viviendas

Según las empresas Electricidad de Caracas (ELECAR) y la telefónica CANTV, el número de inmuebles residenciales y de servicios para 1999 era de 200.000. Se estima que fueron afectados 76% del total. Por su parte, Defensa Civil reportó que en el Estado Vargas se vieron afectadas 40.160 viviendas unifamiliares, de las cuales unas 20.000 quedaron destruidas. Asimismo, reporta daños no cuantificados en viviendas multifamiliares. CONAVI señala que las edificaciones residenciales afectadas se distribuyen en 432 ranchos, 8.951 casas y 7.000 edificios.

Salud

El 100% de los centros de atención de la salud fueron afectados. De los 5 hospitales existentes, uno resultó con daños mayores y los 4 restantes, con daños menores. De los 36 ambulatorios, 6 resultaron con daños graves y el resto con daños que oscilaban entre menores y mayores.

Educación

Según la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE), de 116 edificaciones escolares evaluadas, 74 resultaron sin daños, 24 con daños menores, 14 con daños mayores y 4 con daños graves. Adicionalmente, se pudo conocer que de los 11 edificios que conformaban el Núcleo de la Universidad Simón Bolívar, 9 resultaron con daños graves.

Vialidad

Las vías urbanas e interurbanas quedaron fuertemente afectadas. Se estima en 23 el número de puentes con algún tipo de daño. Será necesario reconstruir 24 kilómetros de carreteras y ejecutar reparaciones mayores en la autopista Caracas - La Guaira, la principal arteria vial que comunica la zona con Caracas.

Agua potable

El sistema de aducción Caracas - Litoral, la más importante fuente de abastecimiento, presentó daños severos en una longitud de 1.400 metros de la tubería de 24".

Desagüe

Se estima que el sistema se perdió en 70%.

Electricidad

ELCAR reportó diversos daños en el sistema eléctrico. Se estima una pérdida de operatividad de 20%.

Turismo

En los 27 hoteles que tenían de 1 a 5 estrellas y que estaban registrados en la Asociación de Hoteles de Venezuela, los daños fueron en general menores y básicamente de tipo funcional. De 8 clubes privados, en 4 se reportaron daños graves o mayores. De los 10 balnearios públicos existentes en la zona, solo uno resultó sin daños; en los restantes se reportaron desde daños menores hasta totales.

Manejo de residuos sólidos

El precario servicio de aseo urbano domiciliario existente quedó totalmente interrumpido. El sitio de disposición final, un relleno sanitario medianamente controlado, quedó incomunicado.

 

Fuente: adaptado de PNUD - CAF (2000).


Los aludes torrenciales que se produjeron en el Estado Vargas en Venezuela, en diciembre de 1999, causaron la peor tragedia natural que se haya producido en ese país. Unas 20 quebradas crecieron simultáneamente y provocaron flujos y avalanchas de barro, rocas y escombros durante los días 15 y 16 de diciembre de 1999. El área afectada se extendió por cerca de 50 km a lo largo de la costa del Litoral Central, desde Catia La Mar hasta Los Caracas. Los damnificados se estimaron en aproximadamente 20.000 personas y los daños materiales superaron los 2.000 millones de dólares.

Consecuencias del evento. Las principales consecuencias del evento en el Estado Vargas se resumen en el cuadro E.1.

Otros datos cuantitativos sobre las consecuencias de la tragedia son los siguientes:

• Área cubierta por piedras, lodo y arena: 807 hectáreas urbanizadas.
• Superficie del volumen total estimado de sedimentos: 4 millones de m3.
• Extensión de playas afectadas: 50 km.


Actividades realizadas para atender el manejo de residuos sólidos. Se ha tratado de separar la información por tipos de residuo: municipal, escombros y residuos peligrosos. Es importante aclarar que existen muchas debilidades para atender la recolección y el tratamiento de residuos sólidos en condiciones normales, más aún en situaciones de desastre.

Residuos municipales. En el momento de la tragedia la situación relacionada con el manejo de residuos sólidos en la zona podía catalogarse como crítica. El sistema de aseo urbano y domiciliario era inadecuado e insuficiente, se carecía de infraestructura para el almacenamiento temporal de residuos y existía un sitio de disposición final que operaba en condiciones medianamente controladas (recubrimiento diario de residuos irregular, escaso o nulo control de gases y lixiviados, deficiencia de maquinarias, entre otros). Todo ello estaba asociado a una falta de conciencia ambiental en la ciudadanía.

La magnitud de la tragedia y la complejidad de la situación para atender el manejo de los residuos sólidos obligaron a las autoridades a declarar el servicio en emergencia e intervenirlo. Reinaba una situación de incertidumbre que aún se mantiene (FUNDACOMUN, 2000).

Se creó la Autoridad Única de Vargas (AUV) como máxima instancia de decisión a nivel estatal, con la misión de coordinar todos los planes y proyectos para la rehabilitación del Estado.

La AUV creó una comisión de ambiente presidida por la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad y Fomento Municipal (FUNDACOMUN), institución que estableció alianzas con otras instituciones del Estado para atender la problemática ambiental en una zona considerada como prioritaria. Las instituciones involucradas y el propósito de su participación se señalan en el cuadro E.2.

Cuadro E.2
Alianzas establecidas con motivo de la tragedia de Vargas (1999), instituciones involucradas y objeto de su participación

Institución

Objetivo de la participación

Ministerio de Salud y Desarrollo Social Cooperación Cubana

Capacitación, supervisión y coordinación conjunta con FUNDACOMUN para las actividades de fumigación en la zona atendida

Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales

Limpieza de playas, limpieza y reforestación de zonas en Parque Nacional El Ávila

Ministerio de Infraestructura

Información sobre planes de recuperación en la zona seleccionada. Apoyo con maquinaria pesada.

Gobernación del Estado

Coordinación de trabajos de limpieza y recolección.

Alcaldía del Municipio Vargas

Empresa Inversiones SABENPE

Coordinación de las operaciones de recolección de residuos sólidos, servicios especiales y transporte hasta el lugar de disposición final existente en el Estado Vargas, relleno sanitario Santa Eduvigis.

FUNDACOMUN, con el apoyo económico de la embajada de Italia, a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), formuló y ejecutó el proyecto "Manejo comunitario de residuos sólidos en el Estado Vargas", con el propósito de contribuir en la rehabilitación de algunas zonas y poblaciones afectadas. El proyecto tuvo una duración de seis meses. Las parroquias donde se implantó fueron las siguientes:

• Maiquetía: sectores Los Cauchos, El Brillante y Quenepe.

• La Guaira: Sectores Punta de Mulato (parte alta) y El Guamacho.

• Carlos Soublette: sectores Bloque 10 de Marzo y Quebrada Tropical.

• Raúl Leoni: sectores Quebrada Tacagua, Playa Verde hasta Mare Abajo y Bloques de la Aviación.

• Catia La Mar: sectores Quebrada Tacagua y Bloques de la Urbanización Páez, Ezequiel Zamora.

• Macuto: sectores Teleférico, El Cojo, la Veguita y Nuevo Mundo.


La población total de estas parroquias representa 65% de la población del Estado Vargas (312.000 habitantes) y los sectores escogidos en cada una de ellas concentran 35% de ese total (109.200 habitantes).

La estrategia propuesta para abordar el problema consistió en la creación y organización de microempresas asociativas con participación de los damnificados, con lo que se podía lograr una mayor cobertura (con los recursos disponibles) y una mayor ocupación y movilización social.

Se constituyeron y registraron 12 pequeñas empresas, de las cuales 10 se dedicaron a la recolección y la limpieza de residuos sólidos y 2 a la fumigación. Estas pequeñas empresas están conformadas por 2 socios que cumplen el rol de representantes y supervisores de campo inmediatos y 13 obreros que desarrollan las diferentes actividades.

Los resultados de la ejecución del proyecto se pueden agrupar de acuerdo con 5 componentes básicos, enumerados a continuación y detallados en el cuadro E.3.

• técnico-operativo;
• socioeconómico;
• reciclaje;
• participación ciudadana;
• educación ciudadana.


Escombros. Como consecuencia de las lluvias intensas y prolongadas ocurridas en la costa central de Venezuela en 1999, se produjeron cantidades significativas de sedimentos que fueron arrastrados por los aludes torrenciales producidos. Se pudo estimar que solo en el Estado Vargas quedaron depositados en las principales vías 3 millones de toneladas de tierra, barro y piedras. Otras fuentes señalan que el área cubierta por piedras, lodo y arena corresponde a 807 hectáreas urbanizadas. El volumen total de sedimentos se estimó en 4 millones de m3.

Los materiales provenientes de los deslizamientos causados en las zonas más elevadas de los taludes de la parte norte de la cordillera, especialmente los finos, fueron transportados hasta el mar por los nuevos cauces activos de los ríos y formaron grandes depósitos deltaicos, como se puede ver en la foto de la derecha.

Cuadro E.3
Resultados de la ejecución del proyecto "Manejo comunitario de residuos sólidos en el Estado Vargas"
Convenio FUNDACOMUN-Cooperación Italiana-PNUD

Componente

Propósito

Actividad realizada

Técnico-operativo

Satisfacer la necesidad inmediata de disponer adecuadamente los residuos por el deslave del Ávila y la población.

Durante 7 meses de actividades de limpieza y recolección, se recolectaron 2.083 toneladas de residuos sólidos domiciliarios en lugares de difícil acceso. Para ello se utilizaron 81.200 bolsas plásticas. Adicionalmente, se recogieron 80 toneladas a través de servicios especiales, para retirar enseres domésticos, escombros y residuos vegetales. En las playas atendidas y con el apoyo de maquinaria contratada, se retiraron 2.000 m3 de madera en una semana. Esto representa 500 toneladas de residuos.

Con el apoyo de las empresas de fumigación, se atendieron 43.602 domicilios entre hogares, albergues, planteles educativos y locales comerciales, para un total de 128 sectores donde el control de vectores se hizo efectivo. Con esta actividad se lograron minimizar los focos de reproducción de larvas de Aedes aegypti, roedores, moscas y cucarachas. Cabe destacar que la proliferación de lugares improvisados para la acumulación y disposición de residuos por largos periodos contribuyó a la presencia significativa de roedores.

Socioeconómico

Generación de empleos, creación y organización de microempresas para incentivar la reactivación de la economía local.

Con la creación de 10 pequeñas empresas para la limpieza y la recolección de residuos sólidos y 2 para la fumigación, se generaron 360 empleos temporales para padres de familia damnificados.

Reciclaje

Incentivar la recuperación de materiales sólidos reciclables y contar con otra fuente de ingresos.

El alto volumen de chatarra acumulada en los lugares atendidos sirvió de estímulo para recuperarla y venderla. Sin embargo, fue difícil la recuperación del resto de materiales de reciclaje potencial, por presentar condiciones contaminadas.

Participación ciudadana

Promover organizaciones e iniciativas en beneficio del ambiente y coadyuvar a la corresponsabilidad comunitaria en materia de aseo urbano.

Se realizaron 30 jornadas especiales de limpieza con participación de la comunidad.

Educación ciudadana

Capacitar a la población sobre el manejo de los residuos sólidos urbanos y domiciliarios y sus efectos en el ambiente y la calidad de vida.

Se dictaron 34 cursos de conservación y reciclaje, con una participación de 680 personas en 24 sectores.

 

Fuente: FUNDACOMUN, 2001.


A lo largo de unos 50 kilómetros de costa se formaron depósitos similares. Ante esta situación, la medida adoptada fue la consolidación de las áreas deltaicas mediante la construcción de obras de protección con las rocas transportadas por la crecida de diciembre de 1999. Estas obras tuvieron dos funciones: consolidar los rellenos sedimentarios constituidos y protegerlos de la erosión causada por el transporte litoral debido al oleaje.

Residuos peligrosos. Aun cuando no se pudo acceder a datos cuantitativos sobre este particular, se pudo conocer que en los almacenes del puerto de La Guaira y las aduanas de la zona se encontraban almacenadas cantidades diversas y significativas de materiales peligrosos, cuyo control se perdió completamente como consecuencia del evento ocurrido.

Ante esta situación, la medida adoptada fue neutralizar las consecuencias para la salud y el ambiente mediante el confinamiento en la zona afectada, para lo cual se utilizaron el material inerte y los escombros producidos por el desastre.

Otras actividades. Ante la magnitud de la tragedia y la demostrada falta de preparación para la prevención y atención en este tipo de situaciones, todas las instituciones involucradas y los estudiosos han coincidido en señalar la necesidad de recoger las lecciones aprendidas y la importancia de constituir una institución oficial que se encargue de coordinar y ejecutar las actividades necesarias con fines de prevención y mitigación de los posibles efectos de estos fenómenos naturales. Sin embargo, no se tiene conocimiento de la incorporación del tema de residuos sólidos en estas tareas.


Formaciones deltaicas como consecuencia de los aludes torrenciales. Estado Vargas, Venezuela (1999).

OPS/OMS, 1999

 

to previous section to next section

Please provide your feedback   English  |  French  |  Spanish