Página principal   |  Sobre esta colección  |  Ayuda  |  Aclarar       Inglés  |  Francés  |  Español  
Documento completo
Capítulo completo
Expandir índice
Preferencias
Ir a la sección anterior Ir a la siguiente sección

cerrar este libroLa gestión de cadáveres en situaciones de desastre: Guía práctica para equipos de respuestages (FISCR, OMS, OPS; 2006; 58 paginas) [EN] Ver el documento en el formato PDF
Ver el documentoPREFACIO
Ver el documentoCOLABORADORES
Ver el documento1. INTRODUCCIÓN
Ver el documento2. COORDINACIÓN
Ver el documento3. RIESGOS DE ENFERMEDADES INFECTOCONTAGIOSAS
Ver el documento4. RECUPERACIÓN DE LOS CADÁVERES
Ver el documento5. ALMACENAMIENTO DE LOS CADÁVERES
Ver el documento6. IDENTIFICACIÓN DE LOS CADÁVERES
Ver el documento7. GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN
Ver el documento8. ALMACENAMIENTO A LARGO PLAZO Y DISPOSICIÓN FINAL DE LOS CADÁVERES
Ver el documento9. COMUNICACIONES Y LOS MEDIOS
Ver el documento10. APOYO A LAS FAMILIAS Y ALLEGADOS
Ver el documento11. PREGUNTAS FRECUENTES
Ver el documentoANEXO 1. FORMULARIO DE IDENTIFICACIÓN DE CADÁVERES
Ver el documentoANEXO 2. FORMULARIO DE INFORMACIÓN DE PERSONAS DESAPARECIDAS
Ver el documentoANEXO 3. SECUENCIA NUMÉRICA PARA LA REFERENCIA ÚNICA DE CADÁVERES
Ver el documentoANEXO 4. HOJA DE INVENTARIO DE LOS CADÁVERES
Ver el documentoANEXO 5. PUBLICACIONES DE APOYO
Ver el documentoANEXO 6. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES QUE PARTICIPARON EN LA ELABORACIÓN DE ESTE DOCUMENTO
Ver el documentoCUBIERTA POSTERIOR
 

8. ALMACENAMIENTO A LARGO PLAZO Y DISPOSICIÓN FINAL DE LOS CADÁVERES

Generalidades

• Todos los cuerpos identificados deben entregarse a los familiares o a sus comunidades para su sepultura según las costumbres y prácticas locales.

• El almacenamiento a largo plazo se requiere para los cuerpos no identificados.

Método de disposición/almacenamiento a largo plazo

• El entierro es el método más práctico ya que preserva las evidencias para futuras investigaciones forenses, si alguna vez se requirieren.

• Se debe evitar la cremación de cuerpos no identificados por varias razones:

- la cremación destruye evidencias para cualquier investigación futura;

- se necesita gran cantidad de combustible (generalmente, madera);

- es difícil lograr la incineración completa de los cadáveres; con frecuencia se encuentran restos parcialmente incinerados que tienen que ser enterrados;

- es difícil la logística de la organización de la cremación de un número apreciable de cadáveres.


Localización del sitio de sepultura

• Se debe decidir cuidadosamente la localización del sitio de sepultura.

• Se deben considerar las condiciones del suelo, el nivel freático más alto y el espacio disponible.

• El lugar debe ser aceptado por las comunidades que viven cerca del sitio de entierro.

• El lugar debe estar lo suficientemente cerca de la comunidad afectada para que lo pueda visitar.

• El lugar de entierro debe estar claramente demarcado y estar rodeado de una zona de transición, por lo menos, de 10 m de ancho que permita la plantación de vegetación de raíces profundas y con el objeto de aislarlo de las áreas habitadas.

Distancia de las fuentes de agua

• Las sepulturas deben estar, por lo menos, a 200 m de las fuentes de agua como arroyos, ríos, lagos, manantiales, cascadas, playas y riberas.

• La distancia sugerida entre el lugar de las sepulturas y los pozos de agua de consumo se muestra en la siguiente tabla. Es posible que se necesite incrementar las distancias según la topografía local y las condiciones del suelo.

Distancia recomendada entre las tumbas y las fuentes de agua

Número de cuerpos

Distancia del pozo de agua de consumo

4 o menos

200 m

5 a 60

250 m

60 o más

350 m

120 cuerpos o más por 100 m2

350 m

Características de las fosas

• Si es posible, los cadáveres deben enterrarse en fosas individuales claramente marcadas.

• En los desastres muy grandes, es posible que no se pueda evitar el uso de fosas comunes.

• Las prácticas religiosas predominantes sirven para señalar preferencias en la orientación de los cuerpos (por ejemplo, las cabezas orientadas hacia el este o hacia La Meca, etc.).

• Las fosas comunes deben constar de una zanja que contenga una fila única de cuerpos, cada uno colocado paralelo al otro y con una separación de 0,4 m entre ellos.

• Cada cuerpo debe enterrarse con su número único de referencia consignado en una etiqueta resistente a la humedad. Dicho número debe estar claramente marcado sobre la superficie y con la localización topográfica exacta para referencia futura.

• Aunque no existen recomendaciones estándar sobre la profundidad que deben tener las sepulturas, se sugiere lo siguiente:

- deben estar entre 1,5 y 3 m de profundidad;

- las fosas con menos de cinco cadáveres deben conservar una distancia, por lo menos, de 1,2 m entre su base y el nivel freático (1,5 m si se encuentran en la arena) o el nivel superior que alcancen las corrientes subterráneas;

- las fosas comunes deben conservar una distancia mínima de 2 m entre su base y el nivel superior de las aguas subterráneas;

- es posible que se necesite incrementar estas distancias según sean las condiciones del terreno.

 

Ir a la sección anterior Ir a la siguiente sección

Por favor envíe sus comentarios   Inglés  |  Francés  |  Español