Página principal   |  Sobre esta colección  |  Ayuda  |  Aclarar       Inglés  |  Francés  |  Español  
Documento completo
Capítulo completo
Expandir índice
Preferencias
Ir a la sección anterior Ir a la siguiente sección

cerrar este libroSerie Manuales y Guías sobre Desastres, No. 5 - Manejo de Cadáveres en Situaciones de Desastre (OPS; 2004; 207 paginas) [EN] Ver el documento en el formato PDF
Ver el documentoAgradecimientos
Ver el documentoPrefacio
Ver el documentoIntroducción
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 1: Preparativos paracasos de muertes masivas
cerrar esta carpetaCapítulo 2: Trabajo médico-legal
Ver el documentoIntroducción
cerrar esta carpetaOrganización del personal necesario
Ver el documentoOrganización y preparación del grupo
Ver el documentoConformación del grupo y plan de alerta
Ver el documentoEstudios de riesgo y vulnerabilidad
Ver el documentoPreparación técnica del personal
Ver el documentoConvenios de colaboración
Ver el documentoEjercicios y simulacros
Ver el documentoNecesidades materiales
Ver el documentoTransporte
Ver el documentoComunicaciones
Ver el documentoVestuario y otros medios personales
Ver el documentoInstrumental y equipos
Ver el documentoMedios de conservación
Ver el documentoCampamentos o locales temporales de trabajo
Ver el documentoAgua y alimentación
Ver el documentoAtención médica
abrir esta carpeta y ver su contenidoParticipantes
abrir esta carpeta y ver su contenidoCoordinación de las operaciones
abrir esta carpeta y ver su contenidoLevantamiento de cadáveres
abrir esta carpeta y ver su contenidoProcedimientos para la identificación de cadáveres
abrir esta carpeta y ver su contenidoIdentificación por ADN*
abrir esta carpeta y ver su contenidoDisposición final de los cuerpos
Ver el documentoBibliografía
Ver el documentoBibliografía específica sobre ADN
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 3: Consideraciones sanitarias en casos de muertes masivas
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 4: Aspectos socioculturales
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 5: Aspectos psicológicos
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 6: Aspectos legales
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 7: Estudios de caso
Ver el documentoRecomendaciones finales
Ver el documentoMitos y realidades del manejo de cadáveres
Ver el documentoGlosario
Ver el documentoCouverture Arrière
 

Campamentos o locales temporales de trabajo

Dependen del tipo de hecho que haya ocurrido, su magnitud, el estado de los cuerpos y restos, así como de la proximidad y las vías de comunicación con lugares que cuenten con recursos materiales y profesionales para enfrentar este tipo de evento, además del contexto social propio del lugar.

No obstante, y para el caso particular de la búsqueda y el rescate de los cuerpos y sus restos, al atender los desastres en campo abierto, en ocasiones, dicha actividad puede durar días y, en ocasiones, semanas o meses, razón por lo cual hay que ubicar asentamientos temporales para el desarrollo de esta tarea para el personal que la lleve a cabo, además de servir de paso intermedio en el traslado de los cuerpos y sus restos por dicho lugar, lo que se deberá tener en cuenta en los planes que se confeccionen para estos casos.

En iguales condiciones, puede que el examen y el depósito de los cuerpos y demás acciones médico-legales haya que llevarlas a cabo en locales impropios, como en naves o galpones ubicados en un punto cercano al lugar del desastre, para facilitar y agilizar de ese modo las acciones. En otros casos, el propio evento inhabilita las edificaciones y estructuras que existían para esos fines o simplemente resulta imposible el acceso al lugar, como puede ocurrir en un terremoto, por lo que las tareas también tendrán que ser llevadas a cabo en esos locales impropios, aun estando dentro de la misma ciudad o población, lo cual es una eventualidad que debe preverse.

En otros casos, no había tales instituciones donde ha ocurrido el evento, o ni siquiera en la población más cercana, o las existentes resultan incompetentes por su capacidad o funcionalidad para enfrentar el evento, por lo que deben crearse condiciones temporales en otros locales o, incluso, a campo abierto, en carpas o casas de campaña, para el desarrollo de todas las acciones propias para estos casos, lo que tendrá que estar previsto en los planes que se elaboren para cada zona en cuestión.

En cualquier circunstancia, deben tenerse en cuenta las vías de acceso a los locales de trabajo médico-legal y las posibilidades en el suministro de agua y la iluminación, por lo cual se definen al menos tres áreas de trabajo necesarias:

• de depósito,
• de exposición, y
• de examen.


Estas áreas tendrán dimensiones o características variables según el evento y las posibilidades reales existentes en cada lugar.

Al recibirse los cuerpos y sus restos luego del levantamiento, o al ser simplemente traídos directamente cuando no se ha realizado tal diligencia, hay que organizar su depósito provisional para facilitar la identificación, como se verá más adelante, casi siempre en un lugar abierto, como puede ser un patio o plazoleta, hasta que se haga la descripción elemental inicial y, unida a ella, su clasificación según la tetralogía identificativa o cualquier otro elemento discriminador utilizado, lo que veremos más adelante al referirnos a la identificación.

También puede ser que ya desde ese momento el cuerpo sea identificado al presentarse para su reconocimiento los familiares o allegados, y entonces se puede proceder a su entrega siguiendo para ello los trámites legales según cada país.

Otra opción es que se decida su depósito hasta tanto los reclamantes cumplan con los procedimientos judiciales establecidos, o simplemente el cuerpo o los restos pasen a un lugar de depósito por no estar identificados o, incluso, en espera de un embalsamamiento para una salida hacia el exterior.

Por último, un examen más detallado que incluya el exterior del cadáver o la descripción minuciosa de los restos o fragmentos encontrados o, incluso, la apertura de cavidades para la precisión de informaciones recibidas o la toma de muestras para estudios de laboratorio, o la práctica de una autopsia en toda su dimensión, pueden ser posibles según el caso, razón por la cual se justifica planificar estos tres locales o áreas de trabajo para todos los casos.

No obstante, debe tenerse en cuenta que éstos no serán los únicos espacios necesarios, pues debe contarse con lugares donde se hagan las labores documentales y de archivo provisional de la información, las entrevistas a familiares y otras personas, las conferencias de prensa y las reuniones de información a los peritos, familiares y reclamantes, además de los locales necesarios para manipular y recibir la alimentación, los locales donde estén los servicios sanitarios y la enfermería (aunque esta última sea mínima) entre otras acciones propias de este tipo de actuación, lo que ya fue en parte visto en las explicaciones dadas para cada parte de la diligencia.

Para todos estos locales o espacios debe tenerse en cuenta lo ya escrito en otras publicaciones científicas sobre los asentamientos temporales, muy en particular los elementos higiénicos y epidemiológicos que regulan la actividad, el control de acceso a los mismos, el problema del agua y la disposición de excretas, así como el depósito de los restos y la dirección del viento y el flujo de trabajo para la ubicación geográfica, entre otros muchos factores importantes.

Ir a la sección anterior Ir a la siguiente sección

Por favor envíe sus comentarios   Inglés  |  Francés  |  Español