Página principal   |  Sobre esta colección  |  Ayuda  |  Aclarar       Inglés  |  Francés  |  Español  
Documento completo
Capítulo completo
Expandir índice
Preferencias
Ir a la sección anterior Ir a la siguiente sección

cerrar este libroSerie Manuales y Guías sobre Desastres, No. 5 - Manejo de Cadáveres en Situaciones de Desastre (OPS; 2004; 207 paginas) [EN] Ver el documento en el formato PDF
Ver el documentoAgradecimientos
Ver el documentoPrefacio
Ver el documentoIntroducción
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 1: Preparativos paracasos de muertes masivas
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 2: Trabajo médico-legal
cerrar esta carpetaCapítulo 3: Consideraciones sanitarias en casos de muertes masivas
Ver el documentoIntroducción
Ver el documentoMitos
Ver el documentoRiesgo epidemiológico de cadáveres en áreas con enfermedades endémicas
Ver el documentoBases científicas que demuestran la inexistencia de riesgo epidémico en áreas no endémicas
Ver el documentoCadáveres de animales
Ver el documentoConclusiones
Ver el documentoBibliografía
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 4: Aspectos socioculturales
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 5: Aspectos psicológicos
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 6: Aspectos legales
abrir esta carpeta y ver su contenidoCapítulo 7: Estudios de caso
Ver el documentoRecomendaciones finales
Ver el documentoMitos y realidades del manejo de cadáveres
Ver el documentoGlosario
Ver el documentoCouverture Arrière
 

Capítulo 3: Consideraciones sanitarias en casos de muertes masivas

Karl Western*

* National Institute of Health, United States of America


La evidencia científica disponible hasta el momento indica que la presencia de cadáveres humanos y de animales representa un mínimo o nulo riesgo para la salud pública. La sola presencia de cadáveres producidos por un desastre no constituye una causa para la diseminación de enfermedades infecciosas. Para que exista un riesgo epidémico, deben coexistir un conjunto de criterios muy específicos: que los cadáveres sean huéspedes de una enfermedad presente en zonas endémicas; que los microorganismos puedan vivir en el cuerpo del ser humano o del animal o al ambiente después de la muerte del huésped; y, que se den las condiciones ambientales necesarias.

Ir a la sección anterior Ir a la siguiente sección

Por favor envíe sus comentarios   Inglés  |  Francés  |  Español