Página principal   |  Sobre esta colección  |  Ayuda  |  Aclarar    Inglés  |  Francés  |  Español  

Agencias que colaboran en HELID



Acerca de la OMS
Acerca del Programa de Preparativos para Desastres de la OPS/OMS
ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS REFUGIADOS
La Misión del UNICEF
La Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas
Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)
Women's Commission for Refugee Women and Children
El Proyecto de la Esfera


Acerca de la OMS

"La meta máxima de la OMS es aumentar la autosuficiencia de sus países miembros. La OMS desea que sean más resistentes durante una crisis, capaces de absorber la ayuda humanitaria sin ser abrumados por ella y una vez que la crisis ha pasado, iniciar un proceso de recuperación que aprovecha enteramente las lecciones aprendidas".
(Gro Harlem. Brundtland: Directora General de la OMS)

La OMS aplica el modelo de salud pública a la reducción de desastres y la ayuda humanitaria. Con acciones al nivel de país, regionales y globales, la OMS trabaja para reducir la pérdida evitable de la vida, la enfermedad y la discapacidad debida a desastres naturales o inducidos por los humanos, para mitigar la repercusión de los desastres en la salud y en los sistemas y estructuras relacionadas con la salud y para asegurar que el desarrollo sanitario no se detiene en las situaciones de crisis, sino que continua durante la respuesta y la recuperación.

La reducción de desastres se reconoce como una función central de la OMS. La Organización actualiza y difunde el conocimiento y crea las herramientas para apoyar los organismos nacionales e internacionales que trabajan para la mitigación, la preparación, la respuesta y rehabilitación.

Una inquietud específica de la OMS es que los esfuerzos de salud pública se coordinen para los resultados mejor posibles a largo plazo, mientras contribuyen también a ayudar de forma inmediata a organizaciones y sistemas locales. La clave de esta estrategia es facilitar el diálogo sobre la base de los problemas y las prácticas de salud pública mejor aceptadas internacionalmente. La OMS cree que los datos de salud y las normas de salud pública son los mejores lubricantes para la coordinación y que esto se aplica también a la reducción de desastres.

Por eso, gracias al apoyo generoso del Departamento de Reino Unido para el Desarrollo Internacional, la OMS ha producido este CD-ROM que contiene una colección de las mejores prácticas actuales de salud pública para la reducción de desastres, proporcionada por los principales actores en el campo humanitario.
Los materiales incluidos en este CDROM han sido elegidos por tener un valor técnico universal.

Para más información acerca de cómo funciona la OMS, y cómo moviliza, coordina y administra sus recursos centrales en emergencias, puede visitar http://www.who.int/eha/disasters/ o contactar a EHA en crisis@who.int o en la dirección postal:

Organización Mundial de la Salud
Acción de Salud en Crisis
Avenue Appia 20
1211 Genève 27, Suiza


 Inicio de la página

Acerca del Programa de Preparativos para Desastres de la OPS/OMS

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) es un organismo internacional de salud pública con casi 100 años de experiencia dedicados a mejorar la salud y las condiciones de vida de los pueblos de las Américas. Goza de reconocimiento internacional como parte del Sistema de las Naciones Unidas, y actúa como Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud. Dentro del Sistema Interamericano, es el organismo especializado en salud.

En 1976 la Organización Panamericana de la Salud creó el Programa de Preparativos para Desastres y Coordinación del Socorro en Casos de Desastres. Daba así respuesta a la solicitud planteada por los Países Miembros de crear una unidad técnica para ayudar al sector salud a reforzar las actividades de preparativos, respuesta y mitigación para desastres.

Desde esa fecha, su objetivo principal ha sido apoyar a los ministerios de salud de la región en la creación y el fortalecimiento permanente de los Programas Nacionales del Sector Salud para la Reducción de Desastres. En tres áreas se ha canalizado este apoyo: preparativos para desastres, mitigación de desastres, y apoyo en la respuesta post-desastre. El Programa cuenta además con una serie de proyectos técnicos especiales: Mitigación de desastres en hospitales y sistemas de agua potable, Sistema de Manejo de Suministros Humanitarios, El uso de Internet para desastres y emergencias, y El Centro Regional de Información sobre Desastres.

Una de las actividades esenciales ha sido la publicación de información técnica y producción de materiales de capacitación para desastres (libros, diapositivas, videos), y los esfuerzos para difundir y distribuir esta información al menor costo, en todos los países de la región. La creación de esta Biblioteca Virtual de Desastres es una etapa más de este largo viaje.

Si desea mas información sobre este programa o sus actividades, visite http://www.paho.org/desastres, escriba a disaster@paho.org, o a la dirección postal:

Organización Panamericana de la Salud
Programa de Preparativos para Desastres
525 Twenty-third Street, N.W.
Washington, D.C. 20037, EUA
Fax: (202) 775 45 78

Para obtener más información técnica sobre desastres recomendamos además conocer el CRID, el Centro Regional de Información sobre Desastres, localizado en San José, Costa Rica. Ahora, desde Internet, puede consultar en línea la base de datos DESASTRES con más de 13,000 documentos.

Visite http://www.crid.or.cr o escriba a crid@crid.or.cr


 Inicio de la página

ALTO COMISIONADO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LOS REFUGIADOS

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) brinda protección y asistencia a los refugiados del mundo. El ACNUR fue creado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1950 y comenzó a trabajar el 1° de enero de 1951 para ayudar a más de un millón de refugiados después del fin de la Segunda Guerra Mundial. Su sede se ubica en Ginebra, Suiza.

Según el mandato fundador del ACNUR, un refugiado es una persona que huye de su país a causa de un temor de persecución por razón de su raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado grupo social, y que no puede o no quiere regresar.

Desde su creación, el ACNUR ha ayudado a alrededor de 50 millones de refugiados, lo cual le ha merecido el reconocimiento de dos Premios Nobel de la Paz. Pero el problema de los refugiados continúa creciendo, incrementándose desde alrededor de dos millones a principios de la década de 1970 a más de 27 millones en 1995. En 2001, el número de refugiados y otras personas de las que se ocupa el ACNUR alcanza los 22,3 millones en todo el mundo. Adicionalmente, existen entre 20 y 25 millones de personas desplazadas dentro de sus propios países, lo cual lleva el total mundial de personas desarraigadas en el mundo a cerca de 50 millones, o una de cada 120 personas en el planeta.

El actual Alto Comisionado para los Refugiados es Ruud Lubbers, quien fuera anteriormente primer ministro de los Países Bajos. Asumió su puesto el 1 de enero de 2001, por un periodo de tres años. El Sr. Lubbers es el noveno Alto Comisionado de la organización. Cada año, el Alto Comisionado presenta su informe a la Asamblea General de las Naciones Unidas a través del Consejo Económico y Social. El Comité Ejecutivo del ACNUR, actualmente compuesto por 57 países miembros, aprueba y supervisa los programas del Alto Comisionado.

La responsabilidad más importante del ACNUR, conocida como "protección internacional", consiste en asegurar el respeto por los derechos básicos de los refugiados, incluida su facultad de solicitar asilo y de asegurar que ninguna persona sea devuelta en contra de su voluntad a un país en donde él o ella tienen razones para temer persecución. La organización promueve las convenciones internacionales sobre refugiados, verifica el cumplimiento de los gobiernos del derecho internacional y brinda asistencia material a los civiles que huyen, tales como alimentos, agua, cobijo y cuidados médicos.

En estrecha vinculación con su papel en la protección internacional, el ACNUR busca soluciones de largo plazo para los refugiados en tres áreas principales: repatriación voluntaria a sus hogares originales, integración a países en los que primero buscaron asilo o reasentamiento en un tercer país. A pesar de que la repatriación voluntaria es la solución preferida para la mayoría de los refugiados del mundo, ésta no es siempre posible, y en esos casos el ACNUR les ayuda a tratar de reconstruir sus vidas en otro lugar, ya sea en el país de asilo o en un tercer país que quiera aceptar a estas personas desarraigadas.

El Secretario General de las Naciones Unidas ha solicitado al ACNUR periódicamente ayudar a los civiles desplazados dentro de sus propios países, las así llamadas personas desplazadas internas. Desde el fin de la Guerra Fría, el número de guerras étnicas y civiles en todo el mundo se incrementó dramáticamente, al igual que el número de desplazados internos, a un total de entre 20 y 25 millones hoy día. Esta gente no cruzó fronteras internacionales y no están protegidos por las mismas convenciones internacionales como los refugiados, pero la situación de los dos grupos a menudo se traslapa y el ACNUR ha participado en más de 30 operativos para ayudar a los desplazados internos desde 1970, que incluyen más recientemente a Timor y Kosovo.

Los programas del ACNUR se financian a través de contribuciones voluntarias, principalmente de gobiernos, pero también de otros grupos, incluyendo ciudadanos y organizaciones privadas. Recibe un subsidio limitado, menos de dos por ciento del total, del presupuesto anual de las Naciones Unidas, el cual se utiliza exclusivamente para cubrir costos administrativos.

En 2000, el presupuesto del ACNUR fue de $954.4 millones de dólares y entre los principales donantes estuvieron Estados Unidos con $245 millones, Japón con $100 millones, y los Países Bajos con $48 millones. El presupuesto del 2001 alcanzó un total de $954 millones.

En enero de 2001, el total de 5.196 miembros del personal se encontraban distribuidos en 275 oficinas en 121 países, el 83% de éstos en el terreno, a menudo en lugares remotos y peligrosos. Entre los principales programas de asistencia del ACNUR durante el primer año del nuevo milenio, se encuentran los proyectos en el Sureste de Europa, en el Cuerno de Africa y en la parte oriental de Africa, en los Grandes Lagos de Africa, así como en el Suroeste Asiático.

Para más información pueden contactar:

Sección de Información Pública del ACNUR
Apartado postal 2500
1211 Ginebra 2, Suiza
Teléfono: (41 22) 739-8502
Fax: (41 22) 739-7314
e-mail: hqpi00@unhcr.ch
http://www.unhcr.ch


 Inicio de la página

La Misión del UNICEF

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha confiado al UNICEF el mandato de promover la protección de los derechos del niño, de ayudar a satisfacer sus necesidades básicas y de aumentar las oportunidades que se les ofrecen para que alcancen plenamente sus potencialidades.

El UNICEF se guía por lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos del Niño y se esfuerza por conseguir que esos derechos se conviertan en principios éticos perdurables y normas internacionales de conducta hacia los niños.

El UNICEF reitera que la supervivencia, la protección y el desarrollo de los niños son imperativos de desarrollo de carácter universal y forman parte integrante del progreso de la humanidad.

El UNICEF moviliza la voluntad política y los recursos materiales para ayudar a los países, en particular a los países en desarrollo, a garantizar que los niños tengan derechos prioritarios sobre los recursos, y a crear la capacidad de establecer políticas apropiadas y ofrecer servicios para los niños y sus familias.

El UNICEF se empeña en garantizar que se dé protección especial a los niños más desfavorecidos: víctimas de guerra, desastres, extrema pobreza, todas las formas de violencia y explotación y los niños con discapacidades.

El UNICEF responde en las emergencias protegiendo los derechos de los niños. En coordinación con los asociados de las Naciones Unidas y los organismos humanitarios, el UNICEF pone a disposición de las entidades que colaboran con él sus servicios singulares de respuesta rápida para aliviar el sufrimiento de los niños y de las personas responsables de su cuidado.

El UNICEF no es una organización partidista y su cooperación no es discriminatoria; en todo lo que hace, tienen prioridad los niños más desfavorecidos y los países más necesitados.

El UNICEF, por medio de sus programas por países, tiene el objetivo de promover la igualdad de derechos de la mujer y de las niñas y de apoyar su plena participación en el desarrollo político, social y económico de sus comunidades.

El UNICEF trabaja con todos sus colaboradores para el logro de las metas del desarrollo humano sostenible adoptadas por la comunidad mundial y para hacer realidad el sueño de paz y progreso social consagrado en la Carta de las Naciones Unidas.

http://www.unicef.org/spanish/missiosp/missiosp.htm


 Inicio de la página

La Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas

La Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas para proporcionar un marco global de trabajo a la reducción de desastres, que permita a todas las sociedades reducir pérdidas humanas, sociales, económicas y ambientales, debido a amenazas naturales y relacionadas a fenómenos tecnológicos y ambientales. La Estrategia apunta a edificar comunidades resistentes a desastres promoviendo la importancia de la reducción de desastres como un componente integral del desarrollo sostenible.

En enero del 2000, según la resolución 54/219, la Asamblea General estableció dos mecanismos para la implementación de la EIRD, la Secretaría de la Estrategia Internacional de la ONU y el Grupo Especial para la Reducción de los Desastres. Esto fue confirmado en la resolución 56/195, en diciembre del 2001. La EIRD se edificó con los conocimientos del DIRDN, la estrategia de Yokohama y el Plan de Acción y el Mandato de Ginebra de 1999.

La Asamblea General también apela a los gobiernos a establecer plataformas nacionales o puntos focales para la reducción de desastres y reforzar donde ya existen, con un enfoque multisectorial e interdisciplinario.

Con el fin de alcanzar este propósito, la EIRD promueve cuatro objetivos como herramientas para lograr la reducción de desastres para todos:

  • Incrementar la conciencia pública para poder comprender el riesgo, la vulnerabilidad y la reducción de desastres a nivel mundial;
  • Lograr el compromiso por parte de las autoridades públicas para implementar políticas y acciones para la reducción de desastres;
  • Estimular el establecimiento de sociedades interdisciplinarias e intersectoriales, incluyendo la ampliación de las redes en materia de reducción de riesgos; y,
  • Mejorar el conocimiento científico sobre la reducción de desastres.

ISDR Secretaria. Naciones Unidas
Oficina en Ginebra
Palais des Nations CH 1211 Geneva 10 Switzerland
Tel (4122) 917-2762 Fax (4122) 917-0563
isdr@un.org
http://www.eird.org
http://www.unisdr.org
http://www.crid.or.cr

Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Unidad Regional para América Latina y el Caribe
Apartado postal 3745-1000, San José, Costa Rica
Tel (506) 224-1186/224-6941 Fax (506) 224-7758
eird@eird.org


 Inicio de la página

Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Nuestra misión

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo y presta asistencia sin discriminación por razón de nacionalidad, raza, creencias religiosas, clase social u opinión política.

Fundada en 1919, la Federación Internacional está integrada hoy por 178 Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, una Secretaría en Ginebra y más de 60 delegaciones estratégicamente situadas para apoyar las actividades que se llevan a cabo en todo el mundo. Hay más Sociedades en formación. En muchos países islámicos se utiliza la Media Luna Roja en lugar de la Cruz Roja.

La misión de la Federación consiste en mejorar la vida de las personas vulnerables movilizando el poder de la humanidad. Las personas vulnerables son las que corren mayor riesgo de ser víctimas de situaciones que pongan en peligro su supervivencia o su capacidad de vivir con un nivel aceptable de seguridad social y económica y de dignidad humana. A menudo son ellas las víctimas de desastres naturales, los afligidos por la pobreza a causa de crisis socioeconómicas, los refugiados y las víctimas de emergencias sanitarias.

La Federación lleva a cabo operaciones de socorro para ayudar a las víctimas de catástrofes y combina esa actividad con el fortalecimiento de la capacidad de sus Sociedades Nacionales miembros. La labor de la Federación se centra en cuatro áreas senciales: promoción de los valores humanitarios, intervención en casos de desastre, preparación para desastres y salud y asistencia en la comunidad. Puede obtenerse información más detallada sobre esta labor en la sección ¿Qué hacemos?

La excepcional red de Sociedades Nacionales, que cubre prácticamente todos los países del mundo, constituye la principal fuerza de la Federación y la cooperación entre esas Sociedades incrementa el potencial de la Federación para fortalecer capacidades y ayudar a quienes más lo necesitan. A escala local, la red permite a la Federación llegar a las comunidades.

El papel de la Secretaría de Ginebra es coordinar y movilizar la asistencia de socorro para emergencias internacionales, promover la cooperación entre Sociedades Nacionales y representar a estas Sociedades Nacionales en el campo internacional.

La función de las delegaciones sobre el terreno es ayudar a las Sociedades Nacionales y brindarles asesoramiento respecto a las operaciones de socorro y los programas de desarrollo, y fomentar la cooperación regional.

La Federación, las Sociedades Nacionales y el Comité Internacional de la Cruz Roja, forman juntos el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.


 Inicio de la página

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)

http://www.icrc.org/

Organización imparcial, neutral e independiente, tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de la guerra y de la violencia interna, así como de prestarles asistencia. En las situaciones de conflicto, dirige y coordina las actividades internacionales de socorro del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Procura, asimismo, prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales. Del CICR, fundado en 1863, nació el Movimiento.

Para contactar a CICR

Direcciones electrónicas (E-mail)

webmaster.bue@icrc.org
- para comentarios, sugerencias acerca de este sitio
- en caso de no encontrar la información buscada en el sitio
- para solicitar información (actividades del CICR en América Latina)

webmaster.gva@icrc.org
- para solicitar información
- para solicitar publicaciones, videos o fotografías. En ese caso, no olvide indicar su dirección postal, así como su nombre y el de la organización para la cual trabaja. Se adjuntará la factura al envío.

press.gva@icrc.org
- para las preguntas de los medios informativos.

Dirección postal :
Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)
Centro de Información Pública, Servidor Web
19, avenue de la Paix
CH 1202 Ginebra

Fax :
++ 41 (22) 733 20 57 (Centro de Información Pública, Servidor Web)

Teléfono :
++ 41 (22) 734 60 01


 Inicio de la página

Women's Commission for Refugee Women and Children

The Women's Commission for Refugee Women and Children works to improve the lives and defend the rights of refugee and internally displaced women, children and adolescents.

  • We advocate for their inclusion and participation in programs of humanitarian assistance and protection.
  • We provide technical expertise and policy advice to donors and organizations that work with refugees and the displaced.
  • We make recommendations to policy makers based on rigorous research and information gathered on fact-finding missions.
  • We join with refugee women, children and adolescents to ensure that their voices are heard from the community level to the highest councils of governments and international organizations.
  • We do this in the conviction that their empowerment is the surest route to the greater well-being of all forcibly displaced people.
  • The Women's Commission for Refugee Women and Children is an independent affiliate of the International Rescue Committee. The Commission was founded in 1989.

Women's Commission for Refugee Women and Children
122 East 42nd, 12th Floor
New York, NY 10168
tel: 212.551.3088 or 3111
fax: 212.551.3180
wcrwc@womenscommission.org
http://www.womenscommission.org


 Inicio de la página

El Proyecto de la Esfera

Carta Humanitaria y Normas Mínimas de Respuesta Humanitaria en Casos de Desastre

Comité de Dirección del Proyecto de la Esfera:

  • El Comité de Gestión de Asistencia Humanitaria, una alianza de organizaciones de servicio voluntario integrada por: CARE Internacional, Caritas Internationalis, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Alianza Internacional de Save the Children, Federación Luterana Mundial, Médecins sans Frontières International, Oxfam International y Consejo Mundial de Iglesias
  • InterAction, una coalición de más de 150 asociaciones sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos que promueven la dignidad humana y el desarrollo en 165 países del mundo

Miembros del Comité de Dirección sin derecho a voto son:

  • VOICE, Organizaciones Voluntarias de Cooperación en casos de Emergencia
  • Comité Internacional de la Cruz Roja
  • Consejo Internacional de Entidades Benéficas

Antecedentes

En julio de 1997, un grupo de organismos humanitarios emprendieron el Proyecto de la Esfera. Este proyecto tiene por finalidad establecer un conjunto de normas mínimas universales en áreas básicas de la asistencia humanitaria (abastecimiento de agua y saneamiento, nutrición, ayuda alimentaria, refugios, asentamientos y planificación de emplazamientos y servicios de salud). El objetivo del proyecto es mejorar la calidad de la asistencia que se presta a las personas afectadas por desastres y aumentar la rendición de cuentas del sistema humanitario en la intervención en casos de desastre.

El proceso

A partir de 1997-1998, una extensa red de expertos de cada sector procedió a examinar los protocolos y las normas existentes en todo el mundo, elaborados por los organismos de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales y otras instituciones. El Proyecto de la Esfera no se concibió con el objeto de formular nuevas normas sino con el propósito de consolidar ideas ya existentes y llegar a un acuerdo sobre las mismas. La edición preliminar, que constituye el primer resultado de este esfuerzo de colaboración que se publica de manera oficial, refleja, pues, el acervo de experiencia, conocimientos y práctica de un número sin precedentes de países, organizaciones y personas.

El manual

En noviembre de 1998, el Comité de Dirección del Proyecto de la Esfera finalizó, con la participación de más de 700 personas de 228 organizaciones en 60 países, la edición preliminar de la Carta Humanitaria y las Normas Mínimas de Respuesta Humanitaria en Casos de Desastre (disponible en la página web: http://www.sphereproject.org)

CARTA HUMANITARIA

Una Carta basada en los derechos. La Carta Humanitaria constituye un reconocimiento del derecho básico a la asistencia de las personas afectadas por calamidades y conflictos fundamentado en los tratados y convenios vigentes. Entre los documentos que sustentan la Carta Humanitaria figuran la Declaración Universal de Derechos Humanos, el derecho internacional humanitario (los Convenios de Ginebra de 1949 y los Protocolos adicionales de 1977), y la legislación sobre los refugiados. En las Normas mínimas se describen y definen los niveles de asistencia que se han de alcanzar para la plena aplicación de ese derecho a la asistencia humanitaria.

Principios

El derecho a una vida digna
La distinción entre combatientes y no combatientes
El principio de no devolución
En el derecho internacional se reconoce que las personas afectadas por conflictos y calamidades tienen derecho a protección y asistencia. Se definen las obligaciones jurídicas de los Estados o de las partes beligerantes de prestar esa asistencia o permitir que sea prestada. Los organismos humanitarios definen su misión en relación con esas funciones y responsabilidades primordiales.

Las Normas mínimas

Las Normas mínimas establecen los niveles mínimos aceptables que han de alcanzarse en cada área y describen lo que la gente tiene derecho a esperar de la asistencia humanitaria. El propósito de esas normas es proporcionar un instrumento que contribuya a crear las condiciones apropiadas para la consecución de intervenciones humanitarias eficaces. Aunque la plena aplicación de las Normas mínimas depende de múltiples factores, muchos de los cuales escapan al control de los organismos humanitarios, los organismos que las adopten se comprometen a tratar de conseguir su aplicación sistemática y a rendir cuentas de ello.

Para cantactar al Proyecto Esfera:

E-mail:
sphere@ifrc.org

Dirección postal:
P.O. Box 372 1211 Geneva 19 Switzerland
Tel. +41 22 730 45 01,
Fax: +41 22 730 49 05

Oficina:
17, chemin des Crêts
Building B, room 304
Geneva, Switzerland


 Inicio de la página

Por favor envíe sus comentarios   Inglés  |  Francés  |  Español